Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 23 de noviembre de 2016

Se prohibe el baño en Laguna Cejar por contaminación con arsénico

Las aguas ya no serán usadas para fines recreacionales.

26 kilómetros separan la Laguna Cejar de San Pedro de Atacama. Ubicada a 2.300 metros sobre el nivel del mar, este, uno de los atractivos turísticos más importantes de la II región, desde hace algunos días dejará de serlo.

Un estudio encargado por el Ministerio de Bienes Nacionales al Departamento de Biotecnología de la Facultad de Ciencias del Mar de la U. de Antofagasta, concluyó que las aguas del atractivo turístico administrado por la comunidad atacameña de Solor "no son aptas para el baño, por lo que no pueden ser utilizadas para uso recreacional, ya que constituyen un riesgo para la salud" por contener altos niveles de arsénico.

"En situaciones de emergencia ambiental diaria para actividades de recreación con contacto directo, el máximo son 0,20 mg/L para el arsénico y el estudio muestra que los niveles detectados fluctúan entre los 5,52 mg/L y 6,12 mg/L", agregó el estudio.

En entrevista con El Mercurio, Nivia Palma, titular de Bienes Nacionales, agregó que "el estudio que solicitamos, en el marco de los análisis de zonificación y caracterización de territorio fiscal, evidencia que la composición química de las aguas de las lagunas Cejar y Piedra muestran una alta concentración de arsénico, lo cual, ad portas de una nueva temporada de vacaciones, nos llevó a tomar la decisión de recomendar que estas aguas no sean utilizadas con fines recreacionales".

Esta decisión alejaría a los más de 9 mil visitantes que mes a mes visitan este oasis ubicado en el norte de Chile.

Durante este año el paseo altiplánico dejó de ser visitar por más de 300 mil turistas ya que la comunidad de Solor limitó el número de visitantes que ingresan al sector y aumentó el valor de la entrada, desde $2.000 a $15.000 en enero del año pasado, como medida de preservación

SEGUIR LEYENDO