Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 15 de noviembre de 2017

RESEÑA PLAY | Jack Johnson en Chile: La acción antes que el discurso

No cabe duda que el paso de Jack Johnson por nuestro país superó nuestras expectativas. No solo se dio el tiempo para conversar con nosotros, sino que nos cantó con su ukelele chileno, nos demostró lo fiel que es a las causas verdes y nos inspiró a seguirlo en este camino.

Por Trinidad Barros

Es imposible no compartir con la "Comunidad Play" toda la jornada que vivimos junto a uno de nuestros artistas preferidos, Jack Johnson. Fue sin duda más que un gran concierto para Play FM.

A las 4 y media de la tarde lo vimos en Espacio Riesco en el marco de un conversatorio medioambiental organizado por Patagonia y que contaba con notables panelistas como el gran surfista chileno Ramón Navarro, quien lidera la fundación Punta de Lobos. También Ben Kneppers, uno de los creadores de Bureo, empresa que se dedica a reciclar redes de pesca para crear objetos como skates, anteojos, jenga y más. Y, obvio,  el mismísimo Jack Johnson que todos sabemos es fiel defensor de los océanos y que constantemente apoya las campañas que buscan erradicar el plástico e, incluso, ha realizado expediciones en el Atlántico para ver el daño real.

Es más, en la carátula de su más reciente disco, "All the Light Above it too", aparece con su guitarra acústica, tirado en la playa, pero con casi toda la arena a su alrededor cubierta de basura plástica que se encontró justamente en las costas de Hawái cuando navegó junto al Instituto 5 Gyres, una ONG que lucha contra la contaminación por plástico en los océanos.

Ahí estaba Jack, relajadoy amigable. Siempre acompañado de su mujer Kim y dispuesto a arreglar el mundo, o al menos a aportar con un grano de arena. "Los niños cuidan lo que aman", fue la frase que nos regaló cuando le preguntamos por la forma correcta para crear conciencia medioambiental en los más pequeños. Claro, tiene todo el sentido del mundo ¿verdad? A medida que nosotros acerquemos a nuestros niños a la naturaleza, a la experiencia de crear huertos, de ver cómo crece una planta y los frutos que nos regala, estos niños van a encariñarse y por supuesto, que cuidar el medio ambiente como corresponde.

Una vez terminado el conversatorio nos regaló un momento mágico: agarró su nuevo ukelele que le habían hecho en Punta de Lobos, Pichilemu, y se puso a tocar y corear una de nuestras canciones preferidas: Breakdown, además de pasarnos el dato que era una de esas joyitas que no faltarían esa noche.

Luego, un Jack más que comprometido con la naturaleza, que se acercó a cada uno de los stands verdes que se instalaron frente al escenario de Espacio Riesco y escuchó atentamente cada una de esas iniciativas, uno a uno, incluso plantó un árbol junto a su señora en el stand de "Reforestemos Patagonia". Un artista de acción y no solamente de discurso.

¿Qué más se podía esperar? Un concierto de lujo, claro, tal cual fue, pero ambientado en el más sencillo y creativo ambiente. Arriba de nuestras cabezas, colgaban frascos de plástico llenos de residuos plásticos que trajo Jack de Hawai, pero cada uno brillaba con luces de diversos colores y decoraban de la mejor manera cada melodía de este hombre. En el techo del escenario pendía una red de pesca, no era necesario más... ¿Las canciones que nos regaló? Comenzó con "If I Had Eyes" y luego continúo con una seguidilla de sus grandes éxitos: "Upside Down", "I got You", "Sitting Waiting Wishing", You and your heart, "Breakdown", entre varias otras que coreó el público y algunas de su más reciente disco.

Siempre acompañadas de algún arreglo, o de piano, o de acordeón, melódica, otras solo en ukelele... Luego de una hora y media de un concierto armonioso, fresco, ondero, en el que bromeó con su pianista Zach Gill, e incluso, lo incitó a lanzarse sobre el público- algo que terminó haciendo- lo volvimos a llamar, y ahí salió la canción que todos esperaban: Better Together.

Agradecimiento eterno por estar en Chile, uno de los países a los que más les tiene cariño según lo que nos contó, y que nos dejó más que satisfechos a todos lo que admiramos a este gran artista.

FOTO: Loreto Plaza, Lotus.

 

SEGUIR LEYENDO