Click acá para ir directamente al contenido

Martes 28 de noviembre de 2017

¿Qué fue de Brendan Fraser? El presente del protagonista de 'La Momia'

¿Qué tal?

 

'Todo el mundo tiene sus 15 minutos de fama', dice la frase, pero Brendan Fraser disfrutó bastante más que eso. Gracias a su rol protagónico en La Momia (y sus secuelas) además de su papel en la comedia Al Diablo Con El Diablo (y otras decisiones más cuestionables como George De La Selva), Fraser entró a la década de los 2000 como uno de los actores más taquilleros de Hollywood, un tipo que generalmente le caía bien al público porque parecía amable, podía pasar como héroe de acción y además no se tomaba demasiado en serio. 

Fraser ya había anotado algunos hits de taquilla en los 90 cuando hizo La Momia en 1999, pero fueron los 400 millones de dólares que recaudó ese hit los que lo consolidaron como una estrella, un convincente clon de Indiana Jones en una cinta de aventuras liviana pero entretenida. Incluso en comedias con críticas más dispares como Al Diablo Con El Diablo (2000) o la destrozada secuela de La Momia (La Momia Regresa, 2001), Fraser demostró ser confiable en la taquilla, lo que hizo crecer su reputación como una de las grandes figuras del cine de su época (si bien no la más respetada, precisamente).

Sin embargo, la década tenía otros planes para Fraser. Uno de sus primeros grandes fracasos fue la comedia Monkeybone (2001), otro vehículo cómico para el actor que solo recaudó 7 millones de dólares versus un presupuesto de 75 millones, demostrándo los límites de la presencia simpática pero poco memorable de Fraser en la gran pantalla. Cuando su papel protagónico en Looney Toones: De Vuelta A La Acción (2003), también falló, quedó claro que el arrastre del canadiense no estaba siguiendo su promesa inicial, y la industria del cine no es particularmente buena con las segundas oportunidades.

Participó de la ganadora del Oscar (pero extremadamente criticada) Crash en el 2004, pero desde ahí su fama pareció decaer considerablemente. Intentó reinventarse como un actor de cine independiente a mediados de los 2000, pero sus roles en cintas de ese estilo fallaron a la hora de generar aclamación crítica. La gente simplemente no estaba interesada en 'Brendan Fraser, actor dramático', en especial porque sus dramas eran terribles, incluso si sugerían efectivamente que sus capacidades iban más allá de los roles de alto presupuesto que lo predecían. Claro, difícil culpar al público, considerando que las películas eran terribles, pero sugerían que el tipo tenía más talento que el que lo había hecho famoso.  Tuvo un pequeño revival en el 2008 gracias al moderado éxito de Viaje Al Centro De La Tierra y la taquillera La Momia: La Tumba del Emperador Dragón, pero fracasos como la épica Corazón de Tinta (2009), el drama médico Medidas Extraordinarias (2010) y la desastrosa comedia Locuras En El Bosque (2010) hicieron que Hollywood se rindiera con él. La secuela de 'Viaje Al Centro de La Tierra' fue protagonizada por Dwayne Johnson, mientras que 'La Momia' acaba de sufrir un reboot con Tom Cruise en el papel principal.

Desde entonces, sus apariciones en la gran pantalla, la misma que durante un breve tiempo pareció adorarlo, se convirtieron en básicamente nulas, mientras que en la TV solo ha contado con un par de roles secundarios. Con un par de roles en cintas animadas olvidables y apariciones en películas independientes que nadie ha escuchado (y menos se han visto), Fraser parece ser de esos vestigios olvidados de un cine más simple de épocas pasadas: Sonríes cuando lo ves en los Golden Globes, pero rara vez quieres saber más de él. 

Lo triste de la historia de Fraser es que, a diferencia de muchos casos similares del mundo del cine, el tipo no cayó en los problemas que hacen que sus colegas queden en el anonimato: Nunca sufrió de problemas domésticos (que sepamos), nunca tuvo un escándalo sexual, nunca tuvo abuso de sustancias. Simplemente es un tipo agradable que no logró generar un impacto mayor ni encontrar su lugar en la industria. Fue básicamente una estrella para un momento muy específico de la historia (el cambio al nuevo milenio, en su caso). Su sitio web no se actualiza hace 10 años, y es dolorosamente reflejo de una era que ya pasó.

¿Pero saben? Algunos extrañamos a Brendan Fraser. El tipo era realmente divertido cuando lo quería, y una estrella de cine de carisma humilde pero pegajoso sería refrescante en una era en donde Jared Leto inventa toda una historia sobre los métodos extremos que utilizó para interpretar al Guasón más olvidable de todos.  Hey, quizás hasta las películas de Transformers serían más pasables con alguien como Fraser tomándose las cosas un poco menos en serio. Lo cierto es que el hombre parece condenado al anonimato y a que artículos como este se pregunten qué fue de él. 

PD: Este video de una entrevista del año pasado, en donde Fraser discute su regreso a la TV en la tercera temporada de la serie 'The Affair', muestra al actor en un estado dolorosamente triste y melancólico. Parece apropiado para terminar esta nota. De paso hago un humilde llamado a que hagamos a este hombre famoso de nuevo. 

SEGUIR LEYENDO