Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 9 de febrero de 2018

Polémica medida de colegio japonés: Alumnos deberán utilizar uniforme de lujosa marca

La idea de la iniciativa es "unificar el estilo" del establecimiento.

¿Pagarías 450 mil pesos por el uniforme escolar de tus hijos?. Los padres de una escuela primaria de Tokio están indignados luego de que el establecimiento les solicitara adquirir la vestimenta de la marca de lujo Giorgio Armani.

La escuela pública Taimei Elementary School, situada en el exclusivo barrio de Ginza de la capital nipona, anunció que el nuevo uniforme (de 80.000 yenes, casi 450 mil pesos) estaba pensado para unificar el estilo del colegio con el entorno en el que se encuentra.

La escuela de primaria está ubicada a menos de 300 metros de la tienda Armani en un conocido barrio comercial, un detalle que no ha pasado inadvertido entre los padres, quienes señalaron en declaraciones a los medios nipones que esta iniciativa puede dar una lección errónea a los estudiantes sobre el uso del dinero.

Por su parte, el director de la escuela respondió a las críticas a través de un comunicado en la página web del colegio, en el que señaló que tomó la decisión pensando en el futuro del centro.

"Con toda humildad, acepto las críticas de que la información ha sido insuficiente y no estuvo bien sincronizada, pero hablaré con los interesados", detalla el comunicado.

El uso de uniforme es obligatorio en la mayoría de escuelas públicas y privadas japonesas, durante los estudios de primaria y secundaria, y varía dependiendo de la estación y las asignaturas. La noticia llegó hasta el Parlamento, donde el diputado del Partido de la Esperanza Manabu Terada señaló que al tratarse de una escuela pública, "debe considerarse un cierto rango en lo que respecta a la carga financiera de los padres", recogió hoy Japan Today.

Por su parte, el ministro japonés de Finanzas, Taro Aso, señaló que "claramente, es muy caro y sería muy grave que algún estudiante no pudiera permitírselo", mientras que su homólogo de Educación, Yoshimasa Hayashi, dijo estar dispuesto a "tomar medidas para que la carga a los padres no fuera excesiva".

l

SEGUIR LEYENDO