Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 30 de octubre de 2017

Ocho razones para pensar que Stranger Things 2 es mejor que la primera temporada

Aunque sea difícil elegir, lo hicimos.

Ya se estrenó la segunda temporada de Stranger Things y por supuesto que no pasaron más de 24 horas y ya habíamos visto toda esta nueva entrega. La serie logró transformarse en uno de los fenómenos más grandes de Netflix y ha puesto al mundo entero a maratonear. 

Pero una de las primeras preguntas que surgen es si esta temporada es mejor o peor que el debut. Y sí, es una interrogante compleja y válida que intentaremos resolver con esta lista de por qué la segunda temporada le gana a la primera.

Está Bob

Es simpático, tierno, quiere lo mejor para Joyce que de hace rato vive en un constante drama. Es una suerte de Ned Flanders que se transforma, muy legitimamente, en un héroe. Sin él, todo habría sido peor. 


 

Eleven y Hopper

Al final de la primera temporada, teníamos claro que Eleven seguía viva y que estaría presente en el futuro, pero no había más información. Hopper, el jefe de policía que ayudo a salvar al mundo, también salva al personaje de Millie Bobby Brown con una relación casi paternal que pasa por una serie de fuertes emociones. Imposible no empatizar con lo que pasó entre ambos. 


Steve tiene corazón

El chico popular, el rey de la escuela, el mariscal de campo. Así es Steve Harrington. El novio de Nancy que en la primera temporada no es lo más simpático que hay, reaparece como un aliado de los niños que quieren salvar a Will.

Además sufre por amor, demuestra que tiene sentimientos y que lo suyo con Nancy fue real. Real, pero no eterno. 


Maduran los personajes y la historia

Todos están han crecido, obvio. Y el guión también. Los problemas dejan de ser tan adolescentes, son más grandes y complejos. Ya no es un Demogorgon. Son varios. Se dicen más groserías, los diálogos son más intensos y parece que todo puede estallar en cualquier momento. 

Stranger Things creció y lo hizo muy bien.


 

Nancy se queda con Jonathan

Aunque Steve ahora tenga corazón y sea difícil no quererlo, Jonathan es el chico retraido que hace lo que sea por ayudar a su hermano y a su madre, escucha buena música y poco le importa el que dirán. Además se transforma en la dupla perfecta de Nancy. Así forman una de las mejores parejas de la serie.


Dustin gana

Tiene dientes o 'perlas'. Sigue siendo el tierno, pero ahora cambió. Está mucho más maduro y sigue los consejos de Steve para que nada le importe, salvo controlar su pelo con los productos de Farrah Fawcett.


Madmax

Maxime, o Max como le gusta que la llamen, es la nueva niña que irrumpe en la serie. En un momento capta la atención de Mike (para bien y para mal), pero sobre todo afecta las vidas de Lucas y Dustin. Es de lo más cool de esta temporada y de seguro seguirá para la tercera entrega.


Mike se transforma en un gran actor

Finn Wolfhard reafirma que será uno de los grandes nombres para los próximos años. En la primera temporada, quien más brilla es Millie Bobby Brown, pero esta vez Mike se lleva los mejores créditos. Las escenas de rabia, de dolor por no ver a Eleven y el final lo hicieron demostrar que está listo para grandes cosas. 

Imagen foto_00000014

SEGUIR LEYENDO