Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 10 de marzo de 2017

Las polémicas palabras de Alberto Plaza sobre el feminismo

La voz de 'Que cante la vida' generó críticas por un texto enviado a El Mercurio.

Alberto Plaza no se queda callado.

Claro, porque después de generar una lluvia de críticas hace algunas semanas cuando envió una carta a El Mercurio lamentando que 'los flaites' se hayan tomado el Festival de Viña, el cantante (y reconocido cienciólogo chileno y fanático de Donald Trump en nuestro país) volvió a estar al centro de la discusión por OTRO texto enviado al mismo diario, ahora criticando al feminismo en el marco del Día De La Mujer.

A través de su carta, Plaza lamenta que "hay un pequeño porcentaje que está logrando que se instale el tema de la igualdad de género como una 'lucha de género', como una 'guerra de sexos', utilizando la confrontación con el hombre como estrategia de batalla".

Además, el intérprete se queja de que: "en el diccionario aparece machismo con una connotación negativa y feminismo con una positiva. Curioso, por decir lo menos".

Quizás el momento más polémico de la misiva de Plaza es cuando asegura que: "Esas mismas feministas son las que aceptan que no les cobren para entrar a una discoteca. Claro, ahí somos diferentes; que paguen los hombres no más. O permiten que la ley les dé prefenica a la hora de quedarse con los hijos luego del divorcio".

El hombre detrás de 'Que Cante La Vida' dice que está a favor de la lucha por los derechos de las mujeres, pero que "la distorsión se produce cuando ya no se lucha por la igualdad de oportunidades, sino por prevalecer anulando al otros, y se empiezan a instalar cuotas obligatorias de participación en el Congreso o en los ministerios, lo que no es otra cosa que reconocer inferioridad de méritos propios".

Plaza acusa que: "Lo que están haciendo esas guerreras del género, que, insisto son un pequeño porcentaje que vocifera mucho, es pagar con la misma moneda". Finalmente, concluye diciendo que "Reinvidico hoy a la mujer que, sabiéndose diferente al hombre, exige - porque merece - igualdad de oportunidades para desarrollar todas sus potencialidades, sin recurrir a leyes artificiosas que lo unico que hacen es degradarla. esa mujer me gusta. A esa mujer admiro. Y esa mujer es la inmensa mayoría; por eso le cantamos, le pintamos cuadros, le hacemos esculturas y nos quitan el sueño".

Si quieres leer la polémica carta completa, la encuentras aquí.

SEGUIR LEYENDO