Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 1 de febrero de 2017

Las claves para cuidar a tu mascota del calor este verano

Varias enfermedades pueden ser provocadas por las altas temperaturas de esta época del año

Muchas enfermedades se encuentran relacionadas con el verano. Estas suelen ser muy parecidas a las que pueden los seres humanos en la misma época. Es por esto que te damos algunos tips para reconocer si tu mascota está padeciendo alguna enfermedad veraniega: 

1. Golpe de calor

Consiste en un aumento de la temperatura corporal. Perros y gatos regulan su temperatura mediante el jadeo, por lo tanto, exponerlos a lugares cerrados, con poca ventilación o de alta temperatura puede tener esta consecuencia. Cuando se observa a el animal decaído, con una temperatura corporal alta, encías y  orejas enrojecidas se puede estar frente a esta patología.

2. insolación

Los animales de pelaje claro resultan ser los más afectados. Es por eso que se recomienda el uso de protectores solares para evitar daños en la piel. Esta enfermedad, suele manifestarse con la piel enrojecida.

3. Gastroenteritis

Proviene de la ingesta de líquidos como agua contaminada o mismo por alimentos que perdieron la cadena de frío. Uno de sus clásicos síntomas son vómitos, falta de apetito como también deposiciones más blandas de lo habitual.

4. Aparición de parásitos externos

Las pulgas aumentan en este período del año, por lo que la transmisión de enfermedades por esta vía se hace más frecuente.

5. Rinitis

Suele manifestarse por cambios bruscos de temperaturas. Las mascotas que se encuentran expuestos a aires acondicionados y luego salen a altas temperaturas pueden sufrir esta enfermedad.

Si quieres evitar estas enfermedades para tu mascota, aquí te dejamos algunas recomendaciones para el bienestar de tu amigo peludo:

1. Mantener hidratadas a la las mascotas para evitar daños por las altas temperaturas.

2. En caso de dejarlos en espacios cerrados, asegurarse de que dispongan de sombra para evitar los rayos solares.

3. Realizar paseos y ejercicios cuando la temperatura es más baja. Es posible cambiar la rutina y salir a pasear temprano durante la mañana o tarde cuando baja el sol

SEGUIR LEYENDO