Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 4 de enero de 2016

Lana del Rey y su pesadilla con dos fanáticas obsesivas

 

Imagen foto_00000001

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No sólo John Lennon, Madonna, Björk y Bob Dylan tuvieron que vivir en carne propia el acoso y locura de un grupo de fanáticos. La semana pasada la paciendia de la estadounidense Lana del Rey terminó agotándose luego de que dos fanáticas rusas, identificadas como Nataliia Krinitsyna y Iuliia Vladimirovna Pozdina, llegaran a intimidarla hasta su propia casa.

Según TMZ, la autora de West Coast declaró temer por su vida, porque ha recibido mensajes de suicidio y amenazas varias en su buzón. Llegó tan lejos este asunto, que del Rey optó por cambiarse de casa para sentirse más reguardada, hasta donde nuevamente llegaron estas dos chiquillas a molestarla, a tal punto, de alojar afuera de la residencia y gritar su nombre por las noches. Qué miedo, ¿no?

Claro. Si tras cambiarse de casa, esta situación se convirtió en una pesadilla de nunca acabar, no le quedó otra que pedir una orden de restricción que la protegiera de estas dos personas que, al parecer, perdieron todo margen de cordura, la cual le fue concedida por el juez a cargo de la denuncia, quien estableció que las jóvenes no podrán estar a menos de 90 metros de la artista. Con esto, Lana del Rey decidió contratar de tiempo completo un guardaespaldas.

A ver entonces cómo es que le va con esta situación que irónicamente, recrea algo similar a lo que muestra en su video High By The Beach, eso de ser constantemente perseguida y estar constantemente bajo la mirada atenta de un paparazzi, algo tal vez no tan desesperante y riesgoso como es en el caso de los fanáticos obsesivos. 

 

SEGUIR LEYENDO