Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 23 de octubre de 2016

Juan Marchant, el hombre que viajó más de dos kilómetros en silla de ruedas para votar

Algunos votan pese a todo.

En un día en que la abstención masiva es un fantasma para los candidatos a lo largo de todo Chile, te queremos contar la historia de Juan Marchant, un hombre de 66 años que viajó por más de dos kilómetros en silla de ruedas a Iquique para votar.

Según dio a conocer el medio SoyIquique.cl, él es un ingeniero civil químico y hace un año que dejó de trabajar debido a una trombosis que lo afectó y por la que sufrió la amputación de una pierna.

Eso no fue impedimento para que el ex profesor de minería y metalurgia de Inacap, tomara su silla de ruedas eléctrica y se trasladara más de 2 mil metros para cumplir con su deber cívico en Iquique.

Consultado por el medio regional, el protagonista señaló "Hace tres meses fui amputado y pensé que debía haber un arreglo para poder votar, así que me levanté temprano y fui al Liceo Comercial. Ahí me bajaron una mesa y en un lugar secreto, dentro de lo que se podía, pude sufragar".

Como era de esperar, el hombre dio su opinión sobre la responsabilidad de votar al mismo tiempo, "Creo que es importante cumplir con el deber cívico. Se supone que abstención va a ir creciendo, más con los problemas que hoy han surgido en el país y que siguen sumando. Creo que hay una desconfianza total en la política del país, pero soy un poco distinto y creo que mi voto y mi opinión es importante".

Por último aprovechó la instancia para hacer un llamado a la ciudadanía: "Yo tuve una trombosis tanto arterial como venosa, que luego se me complicó con la diabetes, pero igual vine a votar. Si queremos arreglar el país, hagámoslo, pero con votos".

Fuente: Soyiquique.cl

Hans Gotterbarm para SoyIquique.cl

SEGUIR LEYENDO