Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 3 de octubre de 2018

Estudio asegura que tener 3 hijos es el número que más estresa a madres y padres

Si bien la lógico pudiese indicar que las familias numerosas son las que mayor tiempo demandan; ojo, acá te mostramos una nueva mirada que tiene mucho sentido.

Ser madre sin lugar a dudas es una experiencia maravillosa pero de la misma forma significa un compromiso a todo nivel. Muchas veces desde pequeñas pensamos en cuántos nos gustaría tener y comenzamos a hacer cálculos donde pensar en tener cuatro, cinco, e incluso, seis, no resultada demasiado alentar debido a la enorme cantidad de tiempo para destinar a esas labores.

Pero ojo, un reciente estudio publicado por Today.com nos sorprende con un inesperado dato que nos demuestra que precisamente las madres de tres hijos son las que presentan mayores índices de estrés.

¿Por qué? Te preguntarás...Estas son las razones:

Todo parte desde una premisa. Mientras más numerosa sea la familia existen mayores posibilidades de trabajar como equipo donde todos colaboren. ¿Te va haciendo más sentido? Atentos a este otro dato: Ser más en el clan, y con diferencias de edades entre sí, ayuda a que los mismos hijos vayan adquiriendo grados de compromiso mucho más elevados en el cuidado y atención de sus hermanos pequeños.

¿Por qué es tan difícil con 3? Ocurre una condición matemática que apunta a que entre tres hijos, muchas veces estos pelearán por el 'liderazgo' y se generarán instancias donde la complicidad entre dos hermanos se dará con el fin de imponer puntos de vista sobre el otro.

¿Y qué pasa? Siempre serán los padres los que terminarán dirimiendo estos verdaderos conflictos, con la carga emotiva que esto conlleva.

¿Lo ves ahora diferente? De todas formas queremos darte un mensaje claro: tranquilidad. Pese a que los estudios indiquen que la mayor salud mental la consiguen las familias numerosas, perfectamente tú y tus tres hijos también lo pueden lograr. Solamente la unión y el amor son la receta.

 

SEGUIR LEYENDO