Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 11 de septiembre de 2017

¿Doblas la pizza antes de comerla? Esto dice mucho de tu personalidad

Una experta del lenguaje corporal se adentro en el consumo de este popular alimento y sus diferentes formas en las que marca a las personas.

Para nadie es un misterio que el mundo moderno se encuentra gobernado por estudios de todo tipo que buscan medir las personalidades y causantes de acciones tan cotidianas como puede ser la forma de comer una pizza. Sí, un placer culpable para prácticamente toda la sociedad.

En ese sentido, Patti Wood, apodada como la "Medallista de oro de los expertos en lenguaje corporal" (como la llamó el Washington Post), quien en rigor se desempeña como una experta en el comportamiento humano que enseña en la Universidad de Emory.

Bueno, ¿cómo influye la forma en que comes la pizza en tu personalidad? Veamos...

¿Doblas tu pizza por la mitad antes de morderla? Entonces es bueno que sepas que tienes rasgos de una persona "controladora". "Esta denominación significa que eres un multi-tasker serio que no se detiene a saborear la frescura de la albahaca, ni la corteza dorada. Te estás metiendo este pedazo de pizza en tu estómago para máxima eficiencia. Pero no te preocupes, ¡también eres aventurero y estás dispuesto a tomar riesgos! Esto también hace que te aburras con facilidad. A pesar de tu actitud de hacerte cargo de todo, suenas como alguien con quien no es tan divertido tener sexo", asegura Infobae.

¿Eres de los que se la comen con tenedor y cuchillo? "Si bien esto parece más característico de esposas victorianas que están preocupadas por manchar sus guantes de encaje blanco, Wood sostiene que este tipo de personas son "seguidores". Los seguidores son leales, confiables y resistentes, y son grandes anfitriones, gracias a su deseo de complacer a los demás. Son personas "orientadas al sistema", así que son felices cuando se relajan y consumen bocado a bocado en lugar de rellenar sus caras con avidez sin preocuparse ni un momento por las necesidades de otras personas en la mesa. Cena con los seguidores, y es probable que puedas tomar ventaja de su falta de voluntad por tomar la última rebanada en nombre de la cortesía", se añade.

¿Solamente la muerdes? "Estos individuos —posiblemente las únicas personas normales de todos los arquetipos antes mencionados— son "cuidadosos correctores". No, no son sólo plebe hambrienta que está comiendo pizza de la forma en la que fue diseñada para ser comida. Son perfeccionistas que "les gusta irse con lo que [ellos] saben que funciona, así que se aseguran de hacerlo bien cada vez". La pregunta sigue siendo: ¿cómo podría uno no "hacerlo bien" a la hora de comerse una pizza?", indica.

 

 

SEGUIR LEYENDO