Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 30 de mayo de 2016

Director de “La canción de tu vida” no volvería a trabajar con Keira Knightley

Al parecer, trabajar con ella no fue miel sobre hojuelas.

A John Carney, el director de La canción de tu vida, la película protagonizada por Keira Knightley y Mark Ruffalo, le costó lidiar con la actriz en esta pasada. Según lo declarado a The Independent, el creador no disfrutó dirigir a la intérprete, ya que siempre "estaba rodeada de un séquito de personas", lo que hacía complicado "hacer un trabajo real".

Al mismo tiempo fue enfático en señalar que no hará "una película con supermodelos de nuevo" y que el problema real era "que Keira no era una cantante ni una guitarrista y es muy difícil hacer que la música parezca real si no eres un músico".

El irlandés, acostumbrado a la realización independiente, reconoció no sentirse tan cómodo con el trabajo en Hollywood: "No es que lo odie, pero me gusta trabajar con actores curiosos y adecuados, en lugar de estrellas de cine".

Foto: John Carney

Sobre la actriz declaró que "Lo que tiene Keira es que esconde quien es y no creo que puedas ser actor y hacer eso"

En la cinta, Knightley jugó el rol de una compositora abandonada por su novio músico, interpretado por Adam Levine. Al poco andar, se embarca en un proyecto de creación musical con el personaje de Mark Ruffalo, quien le permite explorar su propia faceta de artista independiente.

En la entrevista Carney expuso recuerdos mucho más favorables con sus coprotagonistas: "Ruffalo es un actor fantástico y es un placer trabajar con Adam Levine". Aprovechó de destacar que éste último "es en realidad es bastante modesto y no tiene miedo de exponerse a la cámara y explorar quién es como individuo".

¿Te parecen justas las declaraciones del director? Sin duda, la actriz hizo un gran trabajo haciendo que estos cuestionamientos no se traspasaran a la pantalla grande.

Porque nunca está de más, revisa otra vez Lost Stars, parte del soundtrack de esta película.

SEGUIR LEYENDO