Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 30 de noviembre de 2017

Descubrimiento: Los árboles se comunican entre sí, se ayudan y alertan de peligros

Un notable hallazgo de la científica Suzanne Simard, ecóloga de la U. de British Columbia.

Lo que muchos amantes de la naturaleza añoran escuchar por fin se hace realidad: la ecóloga de la U. de British Columbia, Suzanne Simard, asegura que los árboles de un bosque se comunican entre ellos, es más, incluso se ayudan cuando alguno está en condiciones menos favorables, y por si fuera poco también se alertan de los peligros.

La científica, quien durante esta semana participó de una conferencia en el Centro de Innovación de la U. Católica, basa su investigación en los bosques templados de Canadá.

¿Cómo funciona? Los árboles estarían conectados a través de una red subterránea de micorrizas –hongos que se conectan entre ellos y con las raíces de los árboles–, por la que se traspasan recursos vitales, como carbono, agua, nitrógeno y fósforo, pero también comparten información más compleja y establecen distintos tipos de relaciones, configurando un verdadero sistema, informa Emol.

"Encontramos que todos los árboles estaban vinculados uno con otro bajo el suelo en este bosque, no había ningún árbol que no fuese parte de esta red", señala.

"Hay un intercambio constante, es una suerte de conversación, en que una planta le da a una y la otra le da de vuelta", agrega.

"cuando una de las plantas está afectada (atacada por una plaga, por ejemplo), la vecina le manda más agua o carbono, es decir, comparte sus recursos a través de la red con aquélla que tiene esta necesidad. Hay un movimiento de la planta más rica a la más pobre (...) Los que están en los niveles más altos retroalimentan a los que están en los niveles más bajos".

Revisa acá el reportaje completo de EMOL

 

SEGUIR LEYENDO