Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 1 de junio de 2016

5 Cenas fáciles, rápidas y muy ricas que te sacarán de apuros

¿Hay algo más fome que llegar tarde a casa después de un largo  día de trabajo y que no haya nada qué comer?

La verdad es que sí, hay cosas más fomes, pero esta es de esas que nos desaniman y nos hacen odiar un poco la falta de tiempo. Por eso, porque es un mal generalizado andar corriendo para todas partes y muchas veces, acostarnos sin comer, es que elaboramos una lista con ideas para cenar que se ajustan a tu realidad: recetas simples, que toman poco tiempo y que pese a las dos cualidades anteriores, son deliciosas.

Veamos.

1. Pasta (la que tengas) con oliva, albahaca, mozzarella y tomates cherry, estilo caprese.

Esta preparación es rica fría o caliente y para lograrla, debes, primero, cocinar la pasta (con tiempo de cocción que varía según la que elijas). Luego, debes añadir oliva, los tomates cherry, las hojas de albahaca y la mozzarella.

 

2. Tostadas con queso brie y cebolla caramelizada.

Esto sí que es simple, rápido y altamente rico. Primero, debes tostar el pan (queda más rico si es con semillas o centeno). Luego, caramelizar la cebolla. Para esto, corta la cebolla en juliana y viértela sobre aceite de oliva. Una vez transparente, añade azúcar hasta que ésta se vuelva caramelo.

Una vez lista la cebolla, ponla sobre una rodaja de queso brie, todo, sobre la tostada.

3. Baguette con pollo BBQ, queso y cilantro

En un sartén, vierte un poco de oliva. Una vez que se haya calentado, añade el pollo cortado en cubitos de 1 x 1 o en tiritas. Agrega los condimentos que quieras y salsa BBQ para que quede dorado.

En el mismo sartén, una vez cocinado el pollo, derrite el queso y ponlo sobre la tostada. Para finalizar, agrega cilantro picado.

4. Arroz con vegetales al wok

Basta de arroz blanco con huevo, si puedes llenar un wok con los vegetales que quieras (o tengas), saltearlos con sal, sésamo y condimentos a gusto y luego, mezclarlos con arroz previamente graneado.

El resultado: un plato al más puro estilo asiático, liviano, nutritivo y muy rico.

 

5. Tostada con nutella, frutillas y almendras.

Para los que llegan tentados de comer algo dulce, esta receta no falla. 

Tuesta una rodaja de pan (ojalá con semillas o centeno), agrega nutella, frutillas en rodajas y almendras tal como muestra la foto y a disfrutar!

 

SEGUIR LEYENDO