Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 14 de julio de 2021

Niño de tres años murió tras una visita al dentista: Su madre exige una respuesta

Abiel Valenzuela

El pequeño murió horas después de ser anestesiado para una sencilla cirugía dental.

Una terrible noticia se dio a conocer esta semana en Kansas, Estados Unidos, luego que una madre revelara que su hijo de 3 años murió por un incidente en el dentista.

Nancy Valenzuela contó a KSNW que su hijo, Abel, fue a Tiny Teeth Pediatrics Dentistry para someterse a una extracción de dientes debido a una infección en las encías.

Al ser un tratamiento doloroso pero simple para los niños, el niño recibió anestesia, sin saber que moriría minutos después.

"No esperábamos salir de allí sin nuestro hijo", dijo la madre de Abiel, asegurando que el niño se encontraba en perfectas condiciones antes de la cirugía.

El Departamento de Policía de Wichita entregó un informe sobre lo sucedido, donde el anestesiólogo sostuvo que Abiel estuvo bien durante los primeros 30 minutos de la sedación. Sin embargo, 20 minutos más tarde, la mejilla del niño comenzó a hincharse y su pulso a disminuir.

Según el informe, al paciente se le dio algo "para tratar de aumentar su frecuencia cardíaca cuando su pulso se detuvo y comenzaron la RCP". Al ver que sus esfuerzos no tenían frutos, Abiel fue llevado a un hospital, donde murió horas después.

A través de Facebook, Nancy compartió una emotiva publicación, donde exigió respuestas válidas sobre la muerte de su hijo, ya que ella y los especialistas determinaron que Abiel no murió por una reacción alérgica como muchos creían.

"Mi hijo no merecía morir, no importa cuántas (personas) digan que probablemente fue una reacción alérgica. Vi a médicos y enfermeras dar resucitación cardiopulmonar para siempre y mi hijo no volvió a mí. Así que sí, quiero justicia, averiguar qué pasó porque era un niño sano. Y hay alguien a quien culpar por ello", agregó.

En conversación con People, el abogado de Tiny Teet Pediatric Dentistry aseguró que la clínica "está devastada por la muerte de Abiel Valenzuela Zapata. Estamos orando por la familia durante este tiempo y pedimos que la comunidad también lo haga. Como la familia de Abiel, nosotros también queremos entender cómo esta trágica el evento pudo haber ocurrido".

"Nuestra práctica nunca ha experimentado un incidente como este, y no teníamos ninguna razón para esperar que este procedimiento fuera algo más que una rutina. Nos gustaría agradecer a los primeros en responder de EMS que llegaron solo unos minutos después de que llamamos al 911", agregó. "Continuaron los esfuerzos de reanimación cardiopulmonar que habíamos comenzado y trabajaron febrilmente para salvar a Abiel", cerró.

SEGUIR LEYENDO