Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 11 de julio de 2019

Viajar con tu mamá cuando ya eres adulto trae más beneficios de lo que pensabas

Es hora de sacar la maleta y llamar a tu mamá.

Para cada persona, su mamá es una persona única en el mundo, es nuestra mejor amiga y cómplice en muchas situaciones. Además, es la que mejor nos conoce y entiende.

No obstante, a medida que vamos creciendo, resultan más esporádicas nuestras interacciones. Una manera de reconectarnos es aventurarnos a un viaje solo con ella. Según los expertos, esto traerá diversos beneficios para su relación y la vida en general.

Aventurarte con tu mamá en un viaje solo para ustedes dos es una experiencia inigualable, que las hará conectar en niveles mucho más profundos que cuando están en casa.

Por unos días, el trabajo, los niños, la escuela, las tareas del hogar o cualquier obligación dejan de existir. No hay distracciones que las interrumpan, por lo que podrán disfrutar de ustedes entre ustedes.

Caminar por calles empedradas en algún pueblito pintoresco o disfrutar de la brisa del mar en la playa son escenarios perfectos para platicar por horas y compartir secretos.

Puedes conocer con más profundidad cómo era antes de conocer a tu papá o de convertirse en mamá, sus travesuras en la adolescencia, sus errores y todo ese pasado que parece no tener cabida en las conversaciones durante comidas familiares.

Juntas, viven una experiencia liberadora. Estar lejos de casa ayuda a que los roles de mamá e hija se disuelvan poco a poco y empiecen a mostrarse más como amigas. Esto es una experiencia liberadora que no sólo se muestra en lo profundas que puedan ser sus conversaciones durante el viaje, sino también en las acciones que tienen entre ustedes.

Están de viaje, nadie las conoce; pueden hacer lo que quieran y sentirse seguras que tienen a la mejor cómplice para hacerlo. Te puedes sorprender mucho de lo aventurera o atrevida que puede ser tu mamá cuando no debe mostrarse siempre como la responsable del hogar.

Además, desde pequeña tu mamá ha sido una de las mayores protectoras de tu vida y, a pesar de ya seas adulta, lo continuará siendo. Durante el viaje, ten por seguro que estará preparada para apoyarte y ayudarte a sentir más segura.

Si estás viajando en un país desconocido, esta confianza y apoyo te ayudará muchísimo a atreverte a buscar nuevas aventuras y experiencias que disfruten las dos. 

Justamente, un viaje madre-hija es una oportunidad increíble para vivir nuevas aventuras. Tal vez con tus amigos ya estés acostumbrada a una serie de actividades y experiencias cuando viajas; no obstante, tu mamá te empujará a vivir experiencias fuera de tu zona de confort. Del mismo modo tú también la motivarás a vivir aventuras que jamás pudo haber imaginado.

Gracias a tus años adolescentes existe una mayor comprensión y tolerancia por parte de las dos hacia las cosas que las molestan y pueden irritar.

Además, no hay duda que tu mamá es una de las personas que más pueden tolerar y esperar hasta que consigas la foto perfecta. Te quiere ver feliz y estará dispuesta a tomarte todas las fotos necesarias para lograr ese post de Instagram que tanto quieres.

Lo más importante, es que es una increíble forma de expresarle tu amor y gratitud. Durante toda tu vida, tu mamá ha hecho un gran trabajo en cuidarte. Invitarla al país o ciudad que siempre quiso conocer o unas relajantes vacaciones en la playa puede ser una increíble forma de mostrarle lo agradecida que estás por todo el tiempo, amor y dedicación que te entregó.

SEGUIR LEYENDO
Tags Mamá Viajes