Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 24 de julio de 2020

Vecinos de enfermera mataron a sus mascotas para que se fuera del barrio y no los contagie de Covid-19

"Una estudia para ayudar a la gente y ahora, la verdad no te da ganas de hacerlo. Es muy doloroso lo que hicieron", comentó tristemente Daniela.

Hace un tiempo había aparecido un cartel pegado en la puerta de su casa donde decía "Ándate, nos vas a infectar a todos", pese a eso, Daniela no le dio importancia. La enfermera de 41 años que vive en un barrio de Santa Fe, Argentina, trabaja directamente atendiendo pacientes con coronavirus, y pensó que lo del cartel era una broma porque tiene buena relación con sus vecinos, o al menos eso creía hasta ahora.

Más de una vez se había levantado en medio de la noche para ayudarlos porque no se sentían bien, por lo tanto, no podían ser tan malos. Pensaba que todo era un chiste. 

Pero a los pocos días, cuando llegó a su casa después de una extenuante jornada laboral, su hijo la recibió con una mala noticia. Gavita, uno de sus perros, había muerto repentinamente, no hubo tiempo de reaccionar ni de llevarlo al veterinario y en ese mismo momento su gata estaba agonizando, así que había que correr para tratar de salvarle la vida. El felino pasó un día peleando para sobrevivir pero no pudo, a ambos les habían dado carne con vidrio molido para comer y sus intestinos habían estallado. Sin dudas, alguien del barrio los mató.

SEGUIR LEYENDO