Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 11 de mayo de 2020

Tiene 80 años, es sobreviviente de un bombardeo Nazi y sigue ayudando a pesar de la crisis sanitaria

Nada frena a Galina Yakovleva quien creó, hace 10 años, la Fundación Dobrota, para ayudar a que los más necesitados se puedan alimentar todos los días.

Resiliencia, fuerza, valentía y determinación, son los adjetivos que describen a Galina Yakovleva, la octogenaria rusa, protagonista de esta historia quien, luego de sobrevivir en bombardeo nazi mientras ella estaba en el jardín infantil, refugiada junto a sus compañeritos en una gran cañería de acero, es que sólo quiere ayudar a las personas.

Y, como buen entrenamiento de guerra, sabe que nada de comida se puede desperdiciar, por lo que, hace 10 años, creó la fundación Dobrota, que significa 'Amabilidad', en ruso y con la que generó una alianza con tiendas de alimentos, granjas, panaderías y teatros donde ella va y recoge alimentos y abarrotes de primera necesidad y los reparte a quienes más lo necesitan.

Un par de veces al mes va a recolectar todo con su camioneta y, con pandemia mundial y todo, sigue haciéndolo, ahora claro, protegida con todo lo necesario. "No le tengo miedo. Manejo mi camioneta sola", dijo ella. "Mi alma no me permite que abandone a mi gente necesitada". 500 personas para ser más específicas. Increíble el alma y el poder de esta mujer que no se detiene ni por la más feroz amenaza mundial que hayamos conocido.

SEGUIR LEYENDO