Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 24 de mayo de 2019

Terrible: Perrita sana fue sacrificada para que pudiera ser enterrada junto a su dueña

Emma pudo ser adoptada por otra familia, pero nada de eso ocurrió.

Lamentablemente estas historias son reales. Emma, ​​una saludable perrita mezcla de Shih Tzu, fue sacrificada para cumplir con el último deseo de su última propietaria. Ella quería que la perrita fuera sacrificada, y luego la enterraran junto a ella cuando falleciera.

Imagen foto_00000001

La perrita llegó al Chesterfield County Animal Shelter, un refugio en Chesterfield, Virginia (Estados Unidos), el 8 de marzo, después de la muerte de su dueña, donde permaneció dos semanas.

Durante ese tiempo, el refugio estuvo en contacto con el encargado de los bienes de la mujer tratando de mantener vivo al perro. Carrie Jones, gerente de Chesterfield Animal Services dijo a WWBT, "sugerimos que podíamos anunciar al perro en numerosas ocasiones, porque es un perro al que podríamos encontrar fácilmente un hogar y reubicarlo".

Imagen foto_00000014

Pero, el 22 de marzo, el encargado de los bienes del propietario llegó al refugio para buscar al perro. El personal del refugio nuevamente sugirió dar a conocer al perro para que fuera adoptado, pero el encargado lo rechazó.

Lastimosamente Emma fue llevada a un veterinario local y sometida a eutanasia para luego ser llevada a un centro de cremación de mascotas en Richmond, Virginia.

Las cenizas de la pequeña Emma fueron colocadas en una urna y devueltas al representante de la herencia de la mujer que aparentemente las puso junto a las de su dueña.

En Virginia, los veterinarios autorizados, los técnicos de eutanasia certificados, los oficiales de control de animales y los investigadores humanos pueden realizar la eutanasia, según la Asociación Americana de Medicina Veterinaria.

Pero encontrar un veterinario que sacrifique a una mascota saludable puede ser un desafío. Si bien no es un problema legal, las mascotas son consideradas propiedad personal, ciertamente es una cuestión moral.

"Siempre que nos enfrentamos a una situación de eutanasia, es una situación muy emocional, y más allá de todo lo que hablamos, que debemos hacer de manera ética y hemos hecho un juramento. Y es algo que también nos llevamos a casa. Nos pesa como profesionales", dijo a WWBT el Dr. Kenny Lucas de la Clínica de Animales Shady Grove

Elizabeth Caroon, coordinadora de información pública de la Policía del Condado de Chesterfield dijo a Fox News que la policía no sabía si el animal terminó siendo enterrado con su dueño, pero la legalidad de esto bajo la ley de Virginia parece poco probable.

Virginia prohíbe el entierro de restos de animales en sus cementerios públicos, aunque estas reglas no se aplican a parcelas privadas o familiares.

 

SEGUIR LEYENDO