Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 14 de febrero de 2019

Su perro iba a morir y lo llevó a la playa para el último paseo. Cientos de personas lo quisieron acompañar

Los humanos llegaron con sus canes para que todo fuera menos doloroso.

Walnut era un alegre perro de raza whippet que acompañó durante 18 años a su dueño Mark Woods. Si bien todos esos años estuvieron llenos de amor, compañía, diversión y lealtad, una grave enfermedad atacó a Walnut y lamentablemente Mark tuvo que tomar una dolorosa decisión: "dormirlo". Sin embargo, más allá de sacrificar a su leal amigo fríamente, Mark quiso hacerle una despedida a lo grande, tal como su mejor amigo lo merecía.

Es por eso que Mark hizo un emotivo llamado en redes sociales para que las personas que quisieran lo acompañaran en su última caminata por la playa Port Beach.

"Me encantaría que dueños de perros y amigos se puedan unir a esta celebración con Walnut en la playa. Él tuvo una increíble vida y ya llegó a la avanzada edad de 18 años, por lo que está listo para su último sueño. Esperamos verlos el sábado", escribió Woods en Facebook.

Imagen foto_00000001

Port Beach era la playa a la que Walnut y Mark solían ir a pasear, así que era un buen lugar para que ambos amigos se despidieran. Si bien Mark no creía que mucha gente llegara a acompañarlo en su despedida, se llevó una enorme sorpresa, cientos de personas llegaron con sus perros para despedir a Walnut, según informó Mirror.

En el lugar, Walnut disfrutó también un último plato de su comida favorita, mientras las personas lo acompañaban y alegraban para darle una despedida como merecía. Por otro lado, Mark se mostraba muy agradecido ante la ayuda y el gesto de las personas que llegaron a la playa.

 Imagen foto_00000015

Finalmente, el leal y querido Walnut fue sacrificado, pero se fue lleno de amor y compañía de su amo Mark y de las cientos de personas que quisieron despedirlo y homenajearlo en su último día en este mundo.

Imagen foto_00000014

SEGUIR LEYENDO