Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 4 de septiembre de 2020

Su dueña murió de coronavirus y quedó solo. Nadie lo quería ayudar por temor a contagiarse

Fue encontrado en la calle con un cartel colgado en el que pedía ayuda.

El pequeño Chester estaba sentado en la calle, en un rincón, mientras la gente pasaba a su lado caminando. El perrito había quedado abandonado en la transitada avenida Los Chancas, en Andahuaylas, Perú, donde su dueña trabajaba como vendedora ambulante. Pero la dramática muerte de la mujer por culpa del coronavirus, dejó a esta mascota solita en la calle esperando que alguien lo fuera a rescatar.

En algún momento alguien se conmovió y decidió armarle un cartel para ver si lograba salvarle la vida. Y el perro, mansito y asustado, se quedó en el lugar, con una frazada que lo protegía del frío y el breve texto que colgaba en su lomo. "Hola, me llamo Chester, ayudame por favor. Mi dueña falleció de Covid-19 y no tengo a dónde ir. ¡No me ignores!", decía el papel que.

Una de las representantes del refugio "Huellitas Felices" se encontraba en la zona y fue alertada sobre el pequeño animal que esperaba una ayuda y de inmediato salió a buscarlo. Con su celular grabó el encuentro y rápidamente la historia se viralizó en las redes sociales.

El pequeño animal todavía sigue esperando un nuevo dueño, pero ahora está protegido en un hogar ambulante donde recibe cuidados y alimentos. "Nosotros todos los fines de semana hacemos ventas de camitas, ropita en diferentes distritos para nuestros rescatados, entonces fue que lo encontramos de casualidad, prácticamente se puede decir que Dios lo ha puesto en nuestro camino", contó al diario La República, Nataly Obitas, la representante del refugio que salvó al perro.

"Según nos manifestaron los vendedores del mercado nadie lo agarraba porque tenían miedo de contagiarse y lo ignoraban totalmente", explicó Nataly.

Además, contó que Chester tiene uno de sus ojos inflamado, por lo que no se descarta que tenga glaucoma. Aunque todavía no se lo ha llevado a un especialista para conocer su diagnóstico. Mientras tanto, el animal espera una familia que lo quiera de verdad.

"Fue encontrado con un cartelito en el pecho donde decía que su dueña había fallecido por COVID 19. Aún así la gente solo lo corría cuando pasaba y nadie lo agarraba", describe la joven en el posteo que mostró el avance del animal.

"Nos cuentan que su dueña era vendedora ambulante del mercado Andahuaylas de Santa Anita y Chester quedó muy deprimido y a su vez enfermaba porque no se alimentaba bien. Felizmente se cruzó en nuestro camino y pudimos hacer un cambio en su vida. Ahora ya ha llegado a su hogar temporal donde le darán un cuidado exclusivo (cuidado en ambiente familiar) además de un tratamiento de erliquia para poder ser operado de su ojito".

"Chester ya está muy cómodo y mimado. Sabemos que con el carácter que tiene estará muy bien. Gracias a todos los que han venido siguiendo su caso, estaremos compartiendo videos más adelante y siempre manteniendo su seguimiento".

Finalmente, la mujer relató que la persona que lo adoptó, de manera temporal hasta que se encuentre una familia definitiva, se hizo cargo de todos los gastos de veterinaria del pequeño. Esperamos que pronto pueda encontrar una familia que lo quiera para siempre.

SEGUIR LEYENDO