Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 17 de julio de 2019

Según estudio, los perros pueden elegir de quién ser amigo y de quién no

Además, pueden tener un humano favorito.

¿Tienes un perrito? Entonces tienes un amor incondicional y un mejor amigo para toda la vida. Es más, existen algunos estudios que comprueban que puedes llegar a amar más a tu mascota que a otras personas.

Tal vez en algún momento te preguntaste si tu perrito también te quiere tanto como tú a él. La felicidad que demuestra cada vez que llegas a casa o su frenética colita que se mueve de un lado a otro evidencian sus sentimientos hacia ti.

No obstante, si aún tienes dudas sobre sus emociones, existen estudios que comprueban que tu mejor amigo peludo es capaz de entender tu amor e interpretar tus emociones. Además, su consciencia y capacidad emocional también lo pueden llevar a sufrir ansiedad.

El doctor Alberto Tejeda Perea, especialista en etología canina (ciencia que estudia el comportamiento de los perros y crea terapias para tratarlos), asegura que los perros tienen la capacidad de interpretar emociones.

Tu perrito se fija en la actitud, tono de voz y lenguaje corporal de las personas y, con base en ello, establece sí tendrá o no una relación con ese individuo en cuestión. Es decir, puede elegir de quién ser amigo.

El lenguaje no verbal y su parte emocional le ayudan para identificar si se trata de una persona que puede convertirse en su compañero de juegos o en alguien que tiene malas intenciones contra él o contra ti.

El amor y cuidados que le das son actos que tu perro identifica perfectamente. Gracias a su gran inteligencia, ya te conoce como su humano favorito. De la misma forma que identifica los actos de amor que tienes con él, también distingue cuando otras personas son generosas y amables con él.

Su extraordinaria memoria olfativa y visual le ayudan a recordar perfectamente quién ha sido bueno con él, así como quiénes lo han maltratado. Razones suficientes para que elijan quiénes serán sus amigos y quiénes no.

SEGUIR LEYENDO