Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 13 de abril de 2020

Se cuadruplicó la cantidad de osos en el Parque Nacional de Yosemite con la ausencia de humanos

Debido al confinamiento, cientos de animales disfrutan libres sin turistas en su entorno.

Como ya ha pasado en otros lugares del mundo, el Parque Nacional de Yosemite, en California, Estados Unidos, cerró sus puertas por la pandemia de coronavirus ​el 20 de marzo. El estado de California decretó su cierre "para preservar la salud pública, permitiendo únicamente el mantenimiento del área y los trabajos administrativos".

Los residentes habituales tienen prohibido reunirse y deben mantener la cuarentena, sin embargo, pueden salir a pasear siempre que estén solos. Pero a los turistas de todo tipo, sobre todo escaladores, se les vetó el ingreso.

De esta manera, sin personas que los visiten, los animales y la naturaleza mostraron en estos días su mejor versión. Un gato montés deambulaba por los edificios administrativos casi abandonado, los cuervos estaban en los estacionamientos vacíos y los coyotes caminaban por los caminos sin nadie que los molestara.

El parque nacional se cerró para evitar la propagación del coronavirus, dejando el valle de 7.5 millas de largo a solo un equipo de hasta 200 empleados del servicio de parques y un número desconocido de trabajadores de concesionarios.

La vida silvestre está saliendo de su escondite como lo hizo durante los cierres anteriores del parque por parte del gobierno, en 1990, 1995 , 2013 y 2019. La diferencia es que se espera que este cierre del parque sea el más largo registrado. A tal punto que la población de osos se cuadruplicó.

La entrada a las puertas del parque está permitida solo a los empleados, trabajadores esenciales y aquellos que pueden mostrar las escrituras a sus casas. Una vez más, la naturaleza es la beneficiada con esta pandemia.

SEGUIR LEYENDO