Click acá para ir directamente al contenido

Sábado 27 de abril de 2019

Pura maldad: Dejó a su perrita en una guardería y se la devolvieron envuelta en cinta adhesiva

El animal murió mientras estaba al cuidado del personal del lugar.

Una traumática situación fue la que vivió la familia de Nova, una perrita de raza husky siberiano que fue dejada por su dueña, Kirsten Kinch, en una guardería pensando que recibiría el mejor de los cuidados. Lamentablemente, esto no ocurrió y Kinch tuvo que sorportar una dolorosa situación.

La mujer relató la terrible situación en un post de Facebook que se hizo rápidamente viral. Kirsten contó que esta era la primera vez que dejaba a Nova con alguien que no era un familiar. Decidió dejarla en P&E Boarding Kennel, una guardería en Irlanda, mientras ella realizaba un viaje. 

Imagen foto_00000014

Nova había tenido algunos problemas intestinales y Kirsten lo había comunicado al personal. "Díi múltiples instrucciones escritas y verbales sobre cómo se debía administrar el esteroide por separado a su comida y que ella necesita recibir esto dos veces al día. P&E también anuncia que atienden a perros que necesitan medicamentos y atención adicional una vez que se les informa", escribió la mujer.

Hecho esto, Kirsten se fue de viaje tranquila, pero jamás esperó recibir la terrible noticia que le dieron de parte de la guardería cuando ella regresó. "A mi madre y a mí nos dijeron que Nova había fallecido y que la habían encontrado esa mañana ensangrentada en su jaula. Quedamos completamente impactadas (...) Al principio pensé que era una broma horrible considerando que habíamos dejado a un perro sano para que lo cuidaran durante 3 días antes", relató.

Pero el horror no terminó ahí: en lugar de dejar a la familia decidir qué hacer con los restos de Nova, la guardería tomó la decisión de envolverla en una bolsa negra y luego cubrirla con cinta adhesiva. Así fue como entregaron su cuerpo a Kirsten.

 Imagen foto_00000015

Cuando Kirsten preguntó a los funcionarios del lugar qué había causado la muerte de su perrita, ellos no supieron como responder. Más tarde, la autopsia de Nova reveló que había muerto por una hemorragia, pero no se determinó qué la había causado.

A raíz del negligente actuar de la guardería, crearon una petición en Change.org para que P&E Kennels sea cerrado, pues esta no sería la primera vez que devuelven mascotas muertas a sus dueños sin ninguna explicación. 

Imagen foto_00000016

SEGUIR LEYENDO