Click acá para ir directamente al contenido

Sábado 9 de mayo de 2020

Por primera vez en dos siglos logran ver un águila de cola blanca, especie que se creía extinta

Durante la cuarentena que mantiene a los humanos en sus casas, varios animales reaparecieron en lugares que solían frecuentar.

Hay que reconocer que la emergencia sanitaria por el coronavirus​ ha traído varios beneficios para la naturaleza y el planeta tierra. Además, varios animales aprovecharon el confinamiento de los seres humanos para reaparecer en lugares de los que habían "desaparecido", muchos de ellos, por largos años.

Ahora, habitantes de Inglaterra ​quedaron sorprendidos después de presenciar el avistamiento de un águila de cola blanca. Según medios locales, la especie se creía extinta en ese país porque la última vez que fue vista, según los registros, databa de hace más de 240 años.

El águila de cola blanca fue vista sobrevolando los cielos de Norfolk, Kent y Somerset (condados de Inglaterra​). Sin embargo, se informó que el avistamiento de la ave no fue obra sólo de la naturaleza, porque se trata de un proyecto de conservación y reinserción de la especie.

Algunos ejemplares fueron traídos de Escocia ​para su reinserción. Se introdujeron cuatro aves en la Isla de Wight en agosto como parte de un programa de introducción de más ejemplares que durará cinco años. Cada una de esas águilas lleva un rastreador, por lo cual los investigadores pueden saber dónde se encuentran y qué distancia realizan por día.

Con estos rastreadores se demostró que las águilas están explorando ampliamente la zona, haciendo vuelos de más de 160 kilómetros por día. También conocidas como águilas marinas, son las aves rapaces más grandes del Reino Unido, con una envergadura de hasta dos metros y medio y se alimentan principalmente de peces y aves acuáticas.

La última vez que se vio esta especie en la Isla de Wight fue en 1780 debido a la caza ilegal, la cual llevó a que se extinguiese por completo en varios países de Europa, según informó la Sociedad Real para la Protección de Pájaros, la mayor organización sin fines de lucro de Europa dedicada a la protección de la vida salvaje.

El proyecto verá al menos seis aves liberadas anualmente, pero no se espera que se reproduzcan hasta 2024. Como sea, estas águilas volvieron después de años a su hábitat natural. 

SEGUIR LEYENDO