Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 18 de mayo de 2020

Pijamada de 47 días en una casa de reposo. El método de unos cuidadores para proteger a ancianos en Francia

Dejando familia, mascotas e hijos, 29 trabajadores de un hogar de ancianos, se quedaron 47 días y noches junto a ellos, para protegerlos del Covid-19.

Así como los aplausos, los agradecimientos y tantos gestos de amor van para el Personal de Salud, por su ardua labor en este tiempo, hace unas noches en Chile, se le dedicó este rito a quienes trabajan con la 3era edad, en tantas casas de reposo, poniéndole el foco a esta noble labor que se ha dificultado por estos días, siendo que un sólo contagiado que venga de afuera, podría afectar mortalmente a todos.

En ese contexto, les contamos sobre una casa de reposo en Lyon, Francia donde, teniendo esto muy claro, fue que voluntariamente, 29 empleados decidieron dejar a sus familias y mascotas, tomar sus sacos de dormir y encerrarse en este hogar, durante lo que pensaban, serían 21 días para así, cuidar de cualquier tipo de contagio a los 106 abuelitas y abuelitos que viven ahí.

21 días que se convirtieron en 47 que, para ellos, si bien fue difícil, estuvieron llenos de alegría, siendo que gracias a este gesto, todos podían compartir con todos, sin necesidad de estar solos, encerrados en sus piezas, situación que baja mucho el ánimo y las defensas. Bromearon, tontearon, jugaron e, incluso, tuvieron un matrimonio falso durante el encierro.

Pero la mayor alegría la tuvieron cuando, terminado este encierro el 4 mayo, volvieron los test por covid 19, negativos para los 106 abuelos.

Entre aplausos y caravanas de autos celebrando esta hazaña, los “Confinados felices” como se hacían llamar, volvieron a sus familias, a sus hogares, a sus mascotas, ya absolutamente seguros que sus abuelos estaban bien, sanos y seguros. Si eso no es vocación, entonces no sé qué es.

SEGUIR LEYENDO