Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 25 de marzo de 2019

Pidió al perro más viejito, lo llevó a una tienda de mascotas y le compró todo lo que tocó su nariz

King tiene doce años, le falta una pata y vivía en un refugio.

Como muchos otros perros en situaciones similares a la suya, King tuvo una vida callejera dura y muy poco afortunada. A sus doce años, la gran mayoría de sus días los pasó buscando comida en la basura.

Su suerte mejoró un poco cuando fue rescatado por el grupo de protección de animales Marley's Mutts, quienes se dedicaron a buscarle un hogar. Pero esto no resultó en una tarea fácil: King había sufrido un terrible accidente, que lo dejó sin una pata.

Imagen foto_00000015

King debió hacer la segunda mitad de su vida como un perro de tres patas. Los años pasaron y nadie se decidía por adoptarlo. Ya con 12 años, los protectores de King ya se habían hecho la idea de que el perro pasaría el resto de sus días con ellos.

Sin embargo, lo que no se esperaban es que su historia llegara a oídos del conductor del programa Dog's Day Out, Rocky Kanaka, quien se dedica a llevar de comprar a perros abandonados o que viven en refugios.

Imagen foto_00000014

Rocky Kanaka salió con el animal hacia una tienda de comida y accesorios para mascotas. El plan era uno: Todo lo que King tocara, se lo comprarían. Sin pensárselo dos veces, el perro realizó su primera elección: una caja grande de dulces para perros.

Entre otras cosas que eligió después, la que llamó más la atención de King fue un dinosaurio de juguete. Cuando llegaron a la caja registradora, el carro que llevaban Rocky y King estaba lleno hasta arriba de juguetes y comida de lo más refinada.

Sin embargo, el mejor regalo que recibió King vino después. Una mujer vio el programa, e ignorando su edad y tres patas, mujer decidió adoptarlo. Sin duda una bella e inspiradora historia.

SEGUIR LEYENDO