Click acá para ir directamente al contenido

Martes 23 de abril de 2019

Perro rescatado lleva su plato de comida a todos lados para que no olviden alimentarlo

Con su nueva familia nunca más volverá a pasar hambre.

Muchas veces, los perritos que han sido abandonados, suelen arrastrar una serie de traumas que a veces no son fáciles de superar. Sin embargo, si logran conocer a las personas adecuadas, probablemente podrán trabajar juntos y enfrentar esos miedos.

Algo similar ocurrió con este perrito llamado Oliver, quien fue abandonado en Memphis, Tennessee e invadió el patio de una familia desconocida que no quería una mascota.

Pero como el animal se negaba a salir del patio, tuvieron que llamar a los oficiales del control de animales para que fueran a recogerlo. Si bien la captura podía parecer fácil, Oliver se esforzó por hacer sudar a los sujetos, ya que cada vez que uno de ellos se le acercaba, él saltaba por encima de la reja y salía del patio, como si fuera un juego. Así estuvieron un buen rato.

Imagen foto_00000014

Finalmente tuvieron que instalar una trampa para poder atraparlo y llevarlo al Servicio de Animales de la ciudad. Rápidamente el can se mostró amistoso con sus nuevos amigos, los trabajadores del refugio y solía frotarse contra ellos para recibir cariño.

"Lo conocí el primer día que entró, y se sentó conmigo inmediatamente antes de que le mostrara que tenía golosinas", dijo a The Dodo Katie Pemberton, especialista en compromiso comunitario de los Servicios para Animales de Memphis. "Entonces, por supuesto, tan pronto como salieron las golosinas, él estaba aún más ansioso por sentarse".

Estaba claro que Oliver amaba comer... incluso se apegó tanto a su plato de comida, que comenzó a llevarlo con él a todas partes.

Imagen foto_00000015

Su estrategia le dio resultado, cada vez que lo veían con el plato en la boca, solían volver a alimentarlo. Sin embargo, puede que su afán por mantenerse cerca del plato tenía una triste razón. Según los especialistas, probablemente Oliver en su abandono había pasado hambre y ahora que tenía un tazón le preocupaba perderlo de vista, pues tal vez pensaba que si no lo tenía, no volvería a ser alimentado.

Imagen foto_00000016

Imagen foto_00000001

Lo cierto es que su gesto enternecía tanto a los trabajadores, que comenzaron a sacarle fotografías que luego se viralizaron rápidamente, haciendo que un montón de personas escribiera preguntando por él y si estaba disponible para adopción.

Así fue como el 16 de abril Oliver logró encontrar una hermosa familia que quería hacerse cargo de él. Ese día partió junto a su platito de comida a su nuevo hogar, donde de seguro está totalmente feliz y nunca más pasará hambre en su vida.

Imagen foto_00000017

SEGUIR LEYENDO