Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 28 de junio de 2019

¿Lo sabías? Tu mascota podría cambiar su comportamiento durante el eclipse solar

Los animales pensarán que ya es de noche.

Quedan pocos días para el eclipse solar total que se podrá ver en buena parte de Chile. Muchos lugares, medios de comunicación, y las mismas personas se están preparando para el evento astronómico del próximo 2 de julio. 

Se ha mencionado mucho sobre el daño a la vista que podría suceder si las personas miran el eclipse directamente sin la protección adecuada. Pero ¿cuál es el efecto que podría causar el eclipse para nuestras mascotas y animales?

La pérdida momentánea de luz solar cambiará el comportamiento de perros y gatos. Ellos pensarán que ya es de noche y se podrían desorientar rápidamente.

Según la veterinaria Rocío Cortéz "los gatos asociarán que es de noche y estarán más tranquilos y no tan hiperactivos como en el día. Durante los dos minutos que dura el eclipse estarán quietos o somnolientos. En caso de los perros, ellos estarán más asustados, dado que en el ambiente algo raro estará pasando, porque las personas estarán eufóricas con este fenómeno astronómico y eso se lo podemos traspasar a ellos", indicó a El Mostrador.

Pero no es todo, porque si los animales llegan a ver el eclipse sostenidamente, podrían desarrollar una úlcera en su retina. En ese caso, hay que llevar inmediatamente al perro o gato al veterinario.

Una buena recomendación es dejar a nuestros amigos peludos dentro de la casa con música de relajación para que no se estresen con toda la euforia que estará ocurriendo afuera.

Por otro lado, las aves diurnas comienzan a chillar y a dispersarse en busca del nido o se agrupan y permanecen en silencio, mientras que las nocturnas inician su actividad, los grillos y las lechuzas comienzan a dar sus conciertos nocturnos, las polillas remplazan a las mariposas, las abejas regresan a sus panales, las hormigas van a sus nidos y algunas arañas desarman sus redes.

Los mosquitos salen a buscar víctimas y las larvas de langostinos y almejas nadan hacia la superficie del mar para buscar alimentos en la seguridad que les brinda la oscuridad de la noche.

SEGUIR LEYENDO