Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 11 de abril de 2019

La primera foto de un agujero negro fue posible gracias a esta mujer: Katie Bouman

La científica de solo 29 años fue clave para desarrollar el algoritmo que permitió obtener una imagen histórica.

Suponemos que ya sabes de la noticia científica del año: tenemos la primera foto de un agujero negro. Hasta ahora, su existencia se conocía solo por métodos indirectos, pero nunca antes se había podido observar uno. Bueno, en este importante descubrimiento una mujer jugó un papel fundamental. 

Se llama Katie Bouman, tiene 29 años y es una ingeniera informática recién graduada del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Ella creó el algoritmo que ayudó a hacer la foto de este agujero negro ubicado en la galaxia M87, a unos 55 millones de años luz de la Tierra.

Llamado CHIRP (Continous High-resolution Image Reconstruction), este algoritmo permitió, más concretamente, reconstruir la imagen, como un rompecabezas, a partir de los datos recopilados por el telescopio Event Horizon.

Imagen foto_00000014

Aunque cabe destacar que el Event Horizon tampoco es un telescopio en sí sino ocho observatorios de radio conectados en una red que se extiende por la Antártida, Chile, España, Estados Unidos y México. Así se creó una cámara del tamaño de la Tierra con la que se recogieron aproximadamente 350 terabytes de datos.

El algoritmo de Bouman fue crucial no solo para convertir esos datos en imagen sino también para filtrar el ruido provocado por la humedad atmosférica.

Tras idear el algoritmo, Bouman pasó a liderar una serie de pruebas destinadas a garantizar que las imágenes no fueran el resultado de algún tipo de fallo técnico o casualidad.

Sin embargo, y ante la atención mediática que la científica está recibiendo a raíz de la publicación de la imagen, no quiso atribuirse el mérito. A través de un mensaje en su cuenta de Facebook, destacó el trabajo de un equipo de científicos de todo el mundo a lo largo de años de arduo esfuerzo:

"El algoritmo de una sola persona no ha conseguido esta imagen. Se necesitó el increíble talento de un equipo de científicos de todo el mundo y años de arduo trabajo para desarrollar el instrumento, el procesamiento de los datos, los métodos de imágenes y las técnicas de análisis necesarias para lograr esta hazaña imposible. Ha sido un verdadero honor y tengo mucha suerte de haber tenido la oportunidad de trabajar con todos ustedes".

Imagen foto_00000001

Para felicitarla, el MIT compartió una foto de la ingeniera junto a los discos duros donde se guardaban los datos de agujeros negros. Un bonito homenaje en el que han incluido también una foto de otra antigua miembro del MIT: Margaret Hamilton.

A Hamilton se le atribuye la escritura del código de software que permitió a la NASA la misión a la Luna, una hazaña que recuerda mucho a la de Bouman. Sin duda se trata de dos mujeres que no solo han ayudado a cambiar la historia de la ciencia sino también a ponerle nombre de mujer, rompiendo estereotipos y abriendo el camino a las científicas del futuro.

SEGUIR LEYENDO