Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 6 de enero de 2021

¿La Pandemia te convirtió en una "loca de las plantas"? No te preocupes, no estás sola

Te explicamos por qué las plantas y su cuidado pueden cumplir un rol fundamental en tiempos de incertidumbre.

Se veía venir hace algunos años, pero sin duda el confinamiento lo acentúo. La obsesión por las plantas y la proliferación de sitios, tiendas y cuentas de instagram dedicadas a ellas es algo que hemos visto crecer durante los tiempos de crisis. ¿Tiene explicación este fenómeno? Pues claro que sí y es la ciencia la que tiene la respuesta.

Como se imaginarán, convivir con plantas beneficia tanto a nuesro ser interno como a nuestro ecosistema.

Así lo ha asegurado la mismísima Nasa a través de un listado:tener plantas en nuestros espacios interiores nos ayuda a respirar un poco mejor. Actúan como un filtro de aire natural, eliminando el dióxido de carbono y otros contaminantes del aire. De hecho, las habitaciones con plantas tienden a tener menos contaminantes que las que no las tienen. Las plantas también funcionan para controlar la humedad en ambientes interiores, ayudando a que la temperatura de nuestros espacios sea más agradable. Además, nos ayudan a relajarnos y reconectarnos con la naturaleza estimulando nuestra mente y nuestro cuerpo. Las plantas de interior incluso proporcionan una fuente de bacterias beneficiosas, aumentando la diversidad microbiana en nuestros ambientes y, por lo tanto, beneficiando nuestra salud.

Pero no es sólo su presencia lo que nos beneficia,  expertos en psicología aseguran  que cuidarlas y verlas crecer a largo plazo puede tener un gran impacto positivo en nuestros niveles de stress.

Un estudio realizado por la Universidad de Exeter comprobó que además de embellecer nuestro hogar y purificar el aire, las plantas también pueden mejorar nuestra salud mental.

De acuerdo con la investigación liderada por el doctor Chris Knight y realizada en 2014, tener plantas en casa, puede aumentar un 15% nuestros niveles de productividad y reducir notablemente los niveles de estrés o ansiedad.

Y es que dedicarle tiempo y esfuerzo a su cuidado no es sólo una manera de evadirnos, también  potencia nuestra creatividad, nuestra paciencia y ayuda a nuestra mente a mantenerse ocupada.

Cerramos esta nota con una recomendación literaria, el filósofo y ensayista surcoreano Byung-Chul Han y su precioso "Loa a la Tierra", libro en el que nos invita a  volver al trabajo escencial de la tierra para devolverle el valor a la experiencia del tiempo en un mundo cada vez más acelerado:

"El tiempo del jardín es un tiempo de lo distinto. El jardín tiene su propio
tiempo, sobre el que yo no puedo disponer".

SEGUIR LEYENDO
Tags Ciencia