Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 26 de junio de 2019

La ciencia lo dice: Niños que se ensucian al jugar son más saludables y felices

Los niños no deben ser sobreprotegidos con respecto a los gérmenes.

Muchas veces nos encantaría que existiera un manual para la crianza de los niños, pero eso es imposible debido a que cada familia y persona es distinta.

Algo cierto es que los padres siempre buscan la manera de proteger a sus pequeños y mantenerlos alejados de cualquier peligro, lo que incluye las enfermedades. Sin embargo, es imposible alejarlos de todo. Además, existen razones científicas que explican por qué no deben ser sobreprotegidos, en especial cuando se trata del contacto con gérmenes.

Algunos pediatras coinciden en alentar a los padres para que permitan que sus hijos jueguen en el exterior y tengan contacto con la naturaleza, aunque eso signifique que deban ensuciarse un poco con tierra y bichitos.

Es que al jugar con elementos como tierra, barro, plantas, etc, los niños podrán tener interacción con todo lo que los rodea y tendrán menos contacto con los dispositivos tecnológicos, los que podrían ser dañinos para el desarrollo de los pequeños.

Además, los especialistas explican que tener contacto con los microorganismos presentes en la tierra no representa un riesgo para los niños. Por el contrario, son necesarios para el desarrollo del sistema inmune. De esta manera, podrán evitarse padecimientos en un futuro como enfermedades y alergias.

Pero eso no es todo. Las actividades en el exterior pueden ayudar a incrementar la creatividad, reducir el estrés, la depresión y beneficiar a las funciones cognitivas.

SEGUIR LEYENDO