Click acá para ir directamente al contenido

Martes 2 de julio de 2019

La ciencia lo dice: El ronroneo de los gatos podría ser la mejor medicina para el dolor físico

Ellos son nuestro mejor remedio.

Sabemos que los gatos son completamente necesarios en la vida de las personas. Son tiernos, hermosos, suaves, y la compañía perfecta en nuestras casas. Pero no es todo, porque estos mininos tienen un don más que los humanos podemos disfrutar.

Es que la ciencia demostró que los gatos no solo son animales bellos, sino que también son capaces de curarse a sí mismos y a los humanos con su ronroneo.

El ronroneo de los gatos está siendo utilizado en bioacústica, la rama de la biología que estudia la relación entre los organismos vivos y el sonido, para disminuir el dolor y mejorar la recuperación de los seres humanos tras problemas óseos o musculares, con increíbles resultados

La bioacústica es una ciencia multidisciplinaria que combina la biología y la acústica. La investigación en este campo, particularmente intensa en los últimos 20 años, ha demostrado que hay una fuerte vinculación entre la acústica y los seres que habitan la naturaleza.

Las vibraciones que cada ser vivo emite, sean o no audibles, están destinadas a equilibrar el estado emocional y físico. Los animales siempre han usado de forma instintiva la bioacústica, y a partir de la investigación de ello es que se está empezando a desarrollar la ciencia en humanos.

En este contexto, ha quedado demostrado que los gatos utilizan su propio ronroneo como una forma de curarse después de sufrir golpes o accidentes. Ahora se está analizando la forma en la que puede influir también en los humanos.

Pero ¿cómo es posible que un ronroneo de gato nos cure? La respuesta está relacionada con la vibración sonora que produce este sonido felino. El ronroneo de un gato oscila en un rango entre 20 y 140 Hz.

Seguramente esto no te dice nada, pero está demostrado que esta frecuencia vibratoria actúa en ciertas zonas del cerebro. Por un lado, activa las neuronas que liberan serotonina, ayudando notablemente a reducir el dolor y el estrés.

Pero además, estas frecuencias favorecen el crecimiento óseo, la cicatrización de heridas y el crecimiento muscular. Por eso se utiliza en la recuperación de fracturas y el tratamiento de la osteoartritis, como también para alivio del dolor agudo y crónico, en situaciones de pérdida de densidad ósea o en atrofia muscular, y para la curación de heridas.

Dicho todo esto es importante aclarar que lo que verdaderamente tiene poder curativo es el campo vibratorio que genera el ronroneo gatuno, y no solo el sonido. Por eso, no sirve escucharlo de lejos. Si ellos ronronean sobre ti, ten por seguro que está ayudando a mejorar tu salud. Especialmente si ronronea justo donde te duele.

SEGUIR LEYENDO