Click acá para ir directamente al contenido

Martes 5 de mayo de 2020

Escuchar y ver aves cerca de tu casa puede mejorar tu salud mental

Según un estudio, ver pajaritos tiene una relación directa con el bienestar mental.

Así es, las personas que viven en vecindarios con más aves, arbustos y árboles son menos propensas a sufrir de depresión, ansiedad y estrés.

Al menos así lo aseguran en un estudio investigadores de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, del Fondo Británico de Ornitología y de la Universidad de Queensland, Australia.

Según BBC, la investigación, que involucró a cientos de personas, concluyó que poder ver aves y vegetación cerca de casa tiene efectos beneficiosos para la salud mental, ya se trate de vecindarios urbanos o de zonas suburbanas más verdes.

Para el estudio se evaluó la salud mental de más de 270 personas de diferentes edades, niveles socioeconómicos y etnicidad.

Otra de las conclusiones es que aquellos que pasaron menos tiempo al aire libre que lo acostumbrado en la semana anterior a ser entrevistados tendieron a reportar más ansiedad o depresión.

Tras realizar extensos sondeos sobre número de aves durante la mañana y la tarde en las regiones inglesas de Milton Keynes, Bedford y Luton, el estudio encontró que los niveles más bajos de depresión, ansiedad y estrés estaban asociados con una mayor cantidad de aves que la gente podía ver en horas de la tarde.

La diferencia parece hacerla el número de aves que las personas podían ver desde sus ventanas, en los jardines o en los vecindarios.

"Este estudio empieza a esclarecer el papel que algunos elementos clave de la naturaleza juegan en nuestro bienestar mental", aseguró el doctor Daniel Cox, investigador de la Universidad de Exeter.

"Las aves alrededor de la casa y en la naturaleza en general, pueden ser muy efectivas en el cuidado preventivo de la salud, convirtiendo a las ciudades en lugares más saludables y alegres para vivir", añadió el doctor Cox.

SEGUIR LEYENDO