Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 27 de abril de 2020

En Bélgica piden comer el doble de papas fritas para evitar la pérdida del producto

Si tan solo viviéramos en Bélgica.

Por estos días, los productores de papas fritas en Bélgica están haciendo un llamado a los habitantes del país para que aumenten a dos veces por semana el consumo del producto típico del país para evitar que se pierdan cerca de 750 toneladas de papas fritas, que no han podido ser comercializadas debido al coronavirus.

El representante del sindicato de Belgapom, Romain Cools, presentó el problema de los productores como un tema de supervivencia. "Comamos papas fritas dos veces por semana, en lugar de solo una", dijo.

El cierre de la mayoría de los locales comerciales han impedido la comercialización normal de uno de los productos más populares en Bélgica, que ha confirmado más de siete mil muertes a causa del COVID-19 y 46 mil personas contagiadas con el virus.

Pero no es todo porque la exportación del producto también se ha visto afectada por el coronavirus y considerando que Bélgica es uno de los principales productores a nivel mundial de papas, y también papas fritas congeladas, ha evitado que se cumpla con el millón y medio de toneladas que anualmente son exportadas.

Según los medios locales, los comerciantes belgas hicieron la solicitud y anunciaron la donación de papas fritas a familias con menos recursos.  "De esta manera, parte del stock de papa se utilizará y podemos evitar que una excelente comida, por la cual nuestros agricultores han trabajado tan duro, se pierda", dijo la ministra belga de Agricultura, Hilde Crevits, al Brussels Times.

SEGUIR LEYENDO