Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 21 de agosto de 2017

El increíble detalle del último capítulo de 'Game of Thrones' que puede cambiarlo todo

Con rescates inesperados y dragones zombies, seguro el último episodio emitido pasará a la historia.

'Beyond The Wall' probablemente pasará a la historia como uno de los capítulos más decisivos en la historia de 'Game Of Thrones'. Después de todo, es el episodio que termina con el cadáver de Viserion resucitando como un Dragón Zombie.

Sin embargo, los momentos más impactantes del capítulo escondieron un pequeño pero llamativo detalle que solo fue notado por algunos fanáticos. La escena en cuestión es cuando Jon Snow parece caer a una muerte segura (de nuevo) cuando es hundido en el agua por varios espectros. Sin embargo, en el último minuto, el 'Rey del Norte' saca la mano y se arrastra a la superficie.

Durante todo ese tenso momento, la cámara se enfoca en Longclaw, la espada de acero valyrio de Snow, la cual tiene un mango de lobo. Como captaron los seguidores más atentos, la cara del lobo en el mango tiene los ojos cerrados, pero cuando Jon sale a la superficie, repentinamente se abren.

Algunos dicen que se trata del reflejo de la mano de Jon, y que los 'ojos cerrados' de Longclaw realmente son un cristal transparente. Sin embargo, otros apuntan a que la mano de Snow estaba demasiado lejos como para ser reflejada. A cambio, proponen que se trata simplemente de una gota de agua que cae encima.

¿Alguien tiene una explicación más razonable? Lo cierto es que realmente pareciera que Longclaw abre los malditos ojos. Revísalo a continuación:

Imagen foto_00000001

Imagen foto_00000002

Imagen foto_00000003

SEGUIR LEYENDO