Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 17 de agosto de 2020

Demasiado tarde: Deshielo en los glaciares de Groenlandia llega al punto de no retorno

Aunque el calentamiento global se detuviera hoy, la capa de hielo continuaría derritiéndose.

Una lamentable noticia que impacta a nuestro planeta. Los glaciares de Groenlandia se han reducido tanto que, incluso aunque el calentamiento global se detuviera hoy, la capa de hielo continuaría reduciéndose. Así lo apuntan casi 40 años de datos satelitales analizados en un estudio publicado en la revista 'Nature Communications Earth and Environment'.

Este hallazgo supone que los glaciares de Groenlandia han superado una especie de punto de inflexión, donde la nevada que repone la capa de hielo cada año no puede seguir el ritmo del hielo que fluye hacia el océano.

"El hielo que se descarga en el océano supera con creces la nieve que se acumula en la superficie de la capa de hielo", asegura Michalea King, autora principal del estudio, en el que se analizaron datos satelitales mensuales de más de 200 grandes glaciares.

En la investigación lograron descubrir que, a lo largo de las décadas de 1980 y 1990, la nieve ganada a través de la acumulación y el hielo derretido o desprendido se mantenían en equilibrio, manteniendo intacta la capa de hielo.

Sin embargo, la cantidad de hielo perdida cada año comenzó a aumentar de manera constante alrededor del año 2000. Las nevadas no aumentaron al mismo ritmo y, durante la última década, la tasa de pérdida de hielo de los glaciares se ha mantenido más o menos igual, por lo que la capa de hielo ha estado perdiendo hielo más rápidamente de lo que se repone.

Además, la investigadora explica que los grandes glaciares de Groenlandia se han retirado unos tres kilómetros de promedio desde 1985. Como consecuencia, se han reducido lo suficiente como para que muchos se encuentren en aguas más profundas, por lo que hay más hielo en contacto con el agua, que derrite el hielo y dificulta que vuelvan a crecer hasta sus posiciones anteriores.

"Incluso si el clima se mantuviera igual o incluso se enfriara un poco, la capa de hielo seguiría perdiendo masa", ha señalado Ian Howat, coautor del artículo.

SEGUIR LEYENDO