Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 15 de junio de 2020

Científicos de la Universidad Austral aislan un potente anticuerpo de las alpacas que ayudarían a vencer el coronavirus

Nos vamos ahora hasta las hermosas tierras Valdivianas con una noticia que quizás ya viste en redes sociales: Científicos del Laboratorio de Biotecnología Médica de la Universidad Austral comunicaron los avances del anticuerpo de alpaca más fuerte del mundo para combatir el coronavirus.

De los 30 anticuerpos que tiene la alpaca, encontraron uno muy poderoso, que llamaron 'BUDA'. Este se pega a las coronitas del virus, que es por donde se adhiere a nuestras células, y de esa manera impediría que siguiera afectando a los humanos.

Lo bueno es que los camélidos en general tienen anticuerpos muy simples, por lo que pueden sacarlos de una gota de sangre para luego reproducirlo las veces que sea necesaria.

"Ahora estamos trabajando con un grupo de científicos de Canadá, para que nos den las características neutralizantes del anticuerpo, es decir, saber cómo está herramienta es capaz de neutralizar el virus, dado que nosotros tenemos antecedentes preliminares, lo que estamos canalizando para una segunda publicación", cuenta el Dr Alejandro Rojas, quien está liderando la investigación.

"Lo que sigue es generar la humanización de los anticuerpos para que el sistema inmune del ser humano no lo reconozca como algo externo, sino que sea invisible, para luego llevarlo a clínica, dado que, si ya tenemos certeza de que el virus humanizado logra neutralizar el virus, lo siguiente es hacer un fármaco y aplicarlo, produciéndolo como inyectable. Luego, si la autoridad sanitaria lo solicita, hacemos una prueba de seguridad en ratones, evaluando que las condiciones y concentraciones aplicadas no generen daño al animal, y a partir de este punto generar pruebas clínicas compasivas, que es cuando los pacientes están muy graves y se entiende que no hay nada que se pueda hacer. Ahí uno puede optar por tecnologías que no están 100% probadas para su funcionamiento, pero si para su seguridad".

Ahora falta encontrar financiamiento para que todo esto pueda seguir su curso y podamos volver a vernos a los ojos y abrazarnos como buenos seres sociales que somos. 

SEGUIR LEYENDO