Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 12 de julio de 2021

Mujer murió tras someterse a aumento de bustos y glúteos con una falsa esteticista en Colombia

Captura Instagram

La mujer de 28 años falleció en manos de una falsa doctora en un hotel de su ciudad.

Una mujer murió en la cama de un hotel, luego que se sometiera a un aumento de senos y glúteos con una falsa esteticista.

La víctima, identificada como Seni María Guerra Urbaneja, falleció en la habitación 108 del hotel Los Cardones de Valledupar, en Colombia, en manos de una mujer que aseguraba ser doctora.

La madre de la víctima, Inés Urbaneja, señaló a medios colombianos que la mujer a cargo del procedimiento de su hija les afirmó que se trataba de algo 100% seguro y que la joven no tendría problemas con el tratamiento.

"Lo que sabemos es que la doctora se llama Mildred y que también es venezolana como mi hija. Ella (la esteticista) decía que pasaba viajando por todo el país y que era un procedimiento muy seguro, a unas les decía que demoraba un año y otras, que diez años", contó.

Los familiares también le revelaron a medios locales que no era la primera vez que la mujer de 28 años se sometía a tratamientos estéticos no avalados, por lo que en reiteradas ocasiones le habían advertido las consecuencias que podría generar esto.

Urbaneja reveló que los encargados del lugar donde se realizó el fatal procedimiento le dijeron a la policía que no sabían que estaban haciendo ambas mujeres en la pieza.

"Me dijeron cuando llegué al hotel que mi hija estaba mal, que tenía los senos inflamados, que todo estaba rojo y no sé cómo ella (la esteticista) al verla en esas condiciones aún así le volvió a colocar eso. Conseguí una bolsa negra entre las cosas de mi niña y miré muchas inyecciones vacías y otras llenas", detalló la madre de la víctima.

La pareja de Seni agregó que la "doctora" le cobró cerca de 1.560 dólares a la mujer por el procedimiento estético.

A raíz de esta situación, la secretaria de Salud de Valledupar, Lina de Armas, comentó que "es un caso que podría clasificarse en una muerte violenta. Es un procedimiento inadecuado que se le practicó a una señora por manos no expertas o adecuadas en un lugar que no era apto para ese propósito".

"Es lamentable que todavía haya personas que se dejen manipular y se practiquen estos procedimientos en sitios no adecuados y con personal no autorizado", agregó.

SEGUIR LEYENDO