Click acá para ir directamente al contenido

Martes 1 de junio de 2021

Adolescente de 17 años que perdió manos y piernas por la meningitis brilla en la actualidad como YouTuber

Isabelle Weall aprobó su examen de conducir en tan solo tres meses; le corta el cabello a sus hermanos menores; y también crea tutoriales de maquillaje.

Isabelle Weall es una joven británica que a sus 17 años ha tenido que enfrentar una serie de adversidades. Hace 10 años contrajo meningitis, una enfermedad que a pesar de todo, la hizo más fuerte.

En su proceso, los cirujanos debieron amputarle parte de los brazos y piernas. Estuvo nueve semanas en el hospital y otros ocho meses en silla de ruedas antes de que le colocaran prótesis en 2011.

Actualmente, la adolescente usa piernas protésicas de alta tecnología, pero de igual forma se las ha arreglado bien sin sus manos y antebrazos.

"Puedo hacer todo lo que necesito sin brazos protésicos. Los encuentro molestos", explicó al Daily Mail. Y prueba de ello es que aprobó su examen de conducir en tan solo tres meses, le corta el cabello a sus hermanos menores y también crea tutoriales de maquillaje.

Fue precisamente en las redes sociales donde encontró este nuevo espacio. "Cuando publiqué por primera vez en YouTube sobre mí, conduciendo mi auto, sabía que iba a funcionar bien, porque es algo por lo que me preguntan mucho", contó.

"A la gente le fascina cómo puedo conducir, nunca esperan que pueda hacerlo. Por un lado, me motiva, pero también me frustra porque no puedo hacer las cosas sin que la gente siempre las comente", señaló.

Izzie ya tiene más de 150 mil suscriptores en YouTube y genera dinero a través de ellos. "Siempre dicen que en cuantas más plataformas estés, mejor, así que comencé a publicar en TikTok. Los videos empezaron a explotar y actualmente tengo más de 340.000 seguidores“, reconoció la joven que quiere estudiar administración de empresas.

En la entrevista también destacó que existe una "gran falta de educación sobre cómo hablar con alguien con una discapacidad (…) cuando salgo en público solo llamo la atención y todos me miran".

Así como ha ganado algo en redes sociales, también ha tenido que lidiar con la cara no grata de ellas, como los trolls o comentarios negativos.

"Algunas personas son francamente desagradables, parecen pensar que pueden hacer bromas sobre mi discapacidad", aseguró.

SEGUIR LEYENDO