Click acá para ir directamente al contenido

Martes 25 de mayo de 2021

"Sin un propósito": Así se siente el paseador de perros de Lady Gaga tras ser baleado para secuestrar las mascotas de la artista

Después de la brutal agresión que recibió en febrero, aún no supera el trauma causado por el grupo de maleantes a tal punto que está perjudicando su profesión.

Ryan Fischer, de 40 años, es el paseador de perros de Lady Gaga. En febrero, unos ladrones le golpearon el pecho y lo dejaron a la deriva mientras se robaban los bulldogs franceses Koji y Gustav de Gaga. Asia, la tercera perrita logró escabullirse.

"Junto con la atención de los medios y la recuperación del trauma, estoy, por primera vez en mucho tiempo, sin un propósito, que ha sido la parte más difícil de este capítulo", escribió Fischer en Instagram.

Y añadió: "Debido a que todavía no estoy en el espacio adecuado para cuidar a los perros (cada vez que percibo que un perro está en peligro, me pongo en alerta máxima y luego rompo a llorar), mi propósito durante los últimos 10 años ha desaparecido repentinamente".

"Entonces, ¿qué hago ahora durante este limbo necesario? ¿Me siento y no hago nada, o elijo cultivar otro aspecto de mí mismo que le dé un propósito?", expresó.

El paseador fue visto por primera vez desde el incidente a principios de este mes. Lo fotografiaron sonriendo y saludando a los paparazzi el jueves mientras pasaba el rato en un balcón con amigos en Los Ángeles. Fischer fue dado de alta del hospital a principios de marzo.

"Es algo extraño ser conocido por un trauma del que todavía me estoy recuperando", dijo. "La gente quiere acercarse, compartir mi dolor por un momento y luego alejarse, dejándome revivirlo nuevamente. No es intencional; proviene de una bondad y compasión que doy la bienvenida. El apoyo y los buenos deseos de todos han sido increíbles, y me siento muy honrado por cada palabra amable y oración que me ha llegado. Simplemente no siempre ha sido fácil navegar mientras sigo encontrándome a mí mismo", reflexionó en su publicación.

Después del ataque, según Page Six, Fischer se mudó de su casa para estar en un lugar "seguro y protegido".

Cuando los perros aún no aparecían, Gaga recurrió a Instagram para ofrecer una recompensa de US$ 500,000 por el regreso seguro de sus mascotas. Finalmente no pagó nada porque fueron entregados por una de las presuntas involucradas en el robo.

La Policía de Los Angeles detuvo a cinco personas en abril, quienes estarían involucradas en el robo.

SEGUIR LEYENDO