Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 21 de julio de 2021

Su madre no dejó de luchar: Joven pasó nueve meses preso por estar acusado de robar una sandía

La historia de Uriel Núñez acaparó la atención de varios medios, por lo insólito de su arresto.

Durante nueve meses, Jovita Núñez, una madre mexicana, luchó por la libertad de su hijo, quien fue encarcelado injustamente.

El joven de 24 años, identificado como Uriel Núñez, fue acusado de "tentativa de robo", cuando lo único que había hecho era dañar una sandía.

El caso se remonta al 5 de octubre de 2020, cuando el joven volvió "bien borracho" de deshierbar el campo de su tía. Camino a su casa, Uriel entró a la tienda de Nancy Vara con un machete, sin pensar que terminaría en la cárcel.

"Yo pasé a pedirle una manzana a la muchacha que estaba despachando, se la pedí por favor, la palabra con la que se piden las cosas, ¿no? Y cuando iba saliendo, como iba inconsciente, no estaba en mis cinco sentidos, me quedé mirando la sandía y la empecé a machetear", relató Núñez.

Luego de unos minutos, su abuelo lo fue a buscar y le quitó el machete, pero esto no impidió que fuera detenido por la policía.

La noticia no llegó hasta la madre del joven, pues estuvo dos días y ocho horas sin saber nada sobre él ni qué le había pasado.

En su control de detención, que se dio de manera irregular, Uriel fue llevado a la cárcel Molino de Flores, donde tras 15 días durmiendo en el suelo supo que estaba preso por "robo con violencia en grado de tentativa".

De acuerdo a los policías, Uriel había amenazado a la mujer de la tienda, además de "robarle" 9 dólares. "No lo hice. No me han inculcado esas maneras... Esa carpeta me la fabricaron", sostuvo sobre los cargos.

A raíz de esta insólita situación, Jovita luchó y luchó para liberar a su hijo injustamente encarcelado. Para ello, visitó a la supuesta víctima, quien le aseguró que su hijo no le había robado ni mucho menos amenazado.

"Hasta cuando fui a ver a la señora Nancy se puso muy mal, se puso a llorar: 'No, yo no quería eso pa su hijo', 'no, pues yo la voy a apoyar en todo, a ver cómo le hacemos para sacarlo, cuenta conmigo', 'no, no me robó nada'", contó Jovita que le dijo Vara.

Tras una larga lucha de la familia de Uriel y sus abogados, el joven fue liberado el pasado 22 de julio, momento que causó emoción entre los protagonistas de esta historia.

SEGUIR LEYENDO