Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 22 de noviembre de 2021

"No vale la pena someterse a esa pelotudez": Joven argentina quedó con el 90% del cuerpo quemado en un solárium

La historia de la trasandina ha impactado a miles.

Una joven argentina causó impacto en redes sociales, luego de revelar que terminó con el 90% de su cuerpo quemado por culpa del solárium.

Paula subió varias imágenes de cómo quedó en sus redes sociales, con el fin de concientizar sobre el tema.

Ella contó que todo ocurrió en un solárium de Buenos Aires, Argentina, donde sufrió varias quemaduras y donde también quedó deshidratada.

Luego reveló que llegó hasta ese lugar, ubicado en un barrio de Villa Pueyrredón, porque había una promoción 2x1 que podía ser utilizada por la misma persona.

Desde el local le avisaron que, de tomar esta opción, "iba a quedar un poco roja" y que probablemente el enrojecimiento bajaría dos días después, tiempo perfecto para Paula, quien debía asistir a un matrimonio.

Totalmente tranquila, ella aceptó. Sin embargo, cuando salió del lugar comenzó a ponerse muy, muy colorada, a tal punto que quería vomitar.

"A las 3 horas tenía fiebre y temblaba como si hicieran 10 grados bajo cero. Me bajaba la presión, quería vomitar, no podía tomar líquido ni comer", contó.

Luego, el jueves pasado, Paula tuvo problemas para dormir, y el viernes ya se encontraba mucho peor. "Apenas me levanté casi me desmayo por una bajada de presión y muchas ganas de vomitar. Tenía que ir a cursar al hospital y no me podía ni sacar el pantalón, ni caminar, ni extender las piernas así que decidí ir a la guardia".

En dicho lugar le dijeron que era mejor que vaya al Hospital de Quemados, donde fue sometida a varios exámenes que determinaron que tenía el 90% del cuerpo quemado.

Tras lo sucedido, y en plena recuperación, Paula compartió una profunda reflexión en sus redes sociales: "No vale la pena para nada someterse a esa pelotudez solo por un poco de color. Y si van, vayan a un lugar que sepan y les digan 'no, no te lo hago porque eres muy blanca' o porque 'te puede hacer mal'. No lo volvería a hacer".

"Que no sea que por un peso más, te arruinen el cuerpo. La saqué barata hasta ahora porque no se me hicieron ampollas, si no estaría internada hasta Dios sepa cuando se me cicatrizara todo eso. Hoy voy, sin saber si me dejan o me voy, que no le pase a nadie más", agregó.

"Estoy asustada, me duele hasta el alma, vivo 'encremada' todo el día, a toda hora, porque si se me seca (la piel) no puedo estirar el cuerpo ni mucho menos moverme ni dormir, y mi piel necesita hidratación extrema", cerró.

SEGUIR LEYENDO