Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 1 de abril de 2021

Insistió otra vez y no lo logró: Sofía Vergara volvió a ganar a ex sobre el uso de sus embriones

sofia vergara nick loeb embriones

Es definitivo, Nick Loeb no puede usar sus embriones sin consentimiento.

Un tribunal en Los Angeles rechazó las objeciones finales de Nick Loeb con respecto a la batalla judicial en curso con Sofia Vergara por los derechos de los preembriones congelados que crearon mientras estaban juntos.

Vergara, de 48 años, y Loeb, de 45, terminaron su compromiso en mayo de 2014 después de haberse sometido a fertilización in vitro el año anterior. Un año después, se casó con el actor Joe Manganiello. 

En total fueron seis años que los que la actriz y su expareja estuvieron en esta batalla legal. Mientras que Loeb quería conservarlos y llevarlos a término a través de un vientre de alquiler, Vergara pretendía destruirlos. 

A principios de este mes, un juez falló a favor de la actriz, citando la "Directiva de formulario" que ambos firmaron en la clínica de fertilidad, donde acordaron que ambas partes tenían que estar de acuerdo para hacer algo con los embriones. 

Loeb hizo objeciones al fallo, pero en documentos judiciales obtenidos por la revista People, un juez rechazó sus intentos finales. En los papeles, el juez manifestó que cualquier acción de Loeb "para provocar la implantación de los Embriones en una gestante subrogada, o por otro medio de gestación, constituye una violación a la Directiva de Forma".

El empresario argumentó anteriormente que firmó este formulario bajo "coacción", pero el tribunal determinó que "la Directiva de formularios no es nula o anulable con base en la defensa de coacción del acusado Loeb en cuanto a su ejecución".

Como resultado, el tribunal determinó que "existen motivos suficientes para una medida cautelar permanente", lo que significa que Loeb no puede usar los embriones ni demandar en nombre de ellos en ninguna capacidad sin el consentimiento de Vergara.

En un comunicado Loeb dijo que "el juez estaba claramente influenciado por Hollywood, que es un patrón que expongo en mi próxima película Roe v. Wade el 2 de abril. Es triste que Sofía, una católica devota, creara bebés intencionalmente solo para matarlos".

SEGUIR LEYENDO