Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 15 de septiembre de 2021

Esta es la increíble historia de Olivia, una perrita que fue abandonada por su dueño por nacer con una discapacidad

La historia de esta perrita causó conmoción en Estados Unidos, ya que su antiguo amo la dejó tirada sólo porque nació con una discapacidad.

Olivia es una perrita muy conocida en Estados Unidos, ya que hace unos meses se reveló que fue abandonada por su antiguo dueño por nacer con una discapacidad.

Ella nació con sus dos patitas delanteras recogidas, por lo que su ex amo decidió abandonarla. Eso no es todo, ya que cuando fue rescatada por un criador de perros, este llamó Homeward Trails Animal Rescue para decirle que la sacrificarían porque no era útil sin sus dos extremidades en buen estado.

Fue a raíz de este llamado, que Sue Bell, fundadora y directora ejecutiva de Homeward, decidió ir a buscarla y salvarla. Una vez que conoció a Olivia, se dio cuenta que era una cachorra llena de vida, amor y felicidad.

Cuando la conoció, la perrita pesaba menos de 1 kilo, por lo que Sue y su equipo buscaron la mejor manera posible de alimentarla, cuidarla y darle una mejor vida.

Una vez que Olivia estaba más sana, Bell y un "increíble grupo de donantes" comenzaron a buscar a expertos que puedan ayudar a la cachorra a moverse con mayor facilidad, pese a no tener sus patas delanteras.

Fue así como los resultados revelaron que un carrito o una silla de rueda para perros sería la mejor opción para el futuro del can, ya que estas le permitirán moverse con mayor facilidad y evitar las lesiones en sus extremidades.

Ahora, Olivia está esperando que llegue su "transporte", el que está a cargo de Bionic Pets, una empresa que crea prótesis y dispositivos de movilidad para animales. Cuando su carrito llegue, la perrita podrá aprender a caminar con el dispositivo, el que será ajustable para así modificarlo cada vez que vaya creciendo.

Por el momento, Olivia está en un hogar de acogida, donde sus humanos y hermanos animales le dan el amor que siempre necesitó.

Sin embargo, una vez que llegue su silla de ruedas personalizadas, la familia en la que está deberá ponerla en adopción en un proceso que será sumamente cuidadoso y responsable, ya que esperan que sean personas que sepan darle el cariño, cuidado y felicidad que Olivia requiere.

SEGUIR LEYENDO