Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 26 de julio de 2021

Gimnastas alemanas protestaron contra la sexualización en la disciplina usando trajes de cuerpo entero en los JJ.OO.

Gimnastas alemanas

Las deportistas se presentaron con los brazos y piernas cubiertos, dejando atrás el típico traje ajustado.

Las gimnastas alemanas causaron furor en redes sociales, luego de su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Esto, porque las deportistas decidieron presentarse con trajes de cuerpo entero, con el fin de reivindicar la necesidad de sentirse cómodas y libres mientras practican su disciplina.

Sara Voss, Pauline Schaefer-Betz, Elisabeth Seitz y Kim Bui llegaron a la última ronda de clasificaciones con bellos trajes de cuerpo entero en colores rojos y blancos, y cubriéndose las piernas y brazos.

Según explicó Voss en sus redes sociales, la idea de usar este uniforme y protestar en contra de la sexualización en esta y otras disciplinas,es demostrar que pueden "sentirse bien sin dejar de ser elegantes".

"Cuando la pubertad comenzó, cuando tuve la menstruación, comencé a sentirme cada vez menos bien. Siendo niña no veía el traje ajustado como un gran problema", le explicó la gimnasta de 21 años a un canal de televisión alemán.

Esta no es la primera "manifestación" de este tipo que se da en las olimpiadas actuales, pues el equipo femenino de balonmano de playa de Noruega hizo noticia al llegar a la competencia usando calzas cortas y no el clásico bikini.

Las escandinavas aseguraron que esa condición es "sexista" y "discriminatoria", además de argumentar que su desempeño no cambiará por la ropa que usen.

SEGUIR LEYENDO