Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 3 de marzo de 2022

Fundadora de Palpa, Josefa Cortés: “Queremos cambiar la cultura que existe en torno al cáncer de mama y otras enfermedades tabú de las mujeres”

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, por lo que durante este mes se ponen en agenda más temáticas necesarias para el avance de distintas materias clave para las mujeres.

En Chile, una de cada nueve mujeres padece cáncer de mama y a nivel global, según ha informado la OMS, durante el 2020 se reportaron más de 2.2 millones de casos y aproximadamente 685.000 mujeres murieron por esta enfermedad, en Chile durante este mismo año se diagnosticaron 5.331 casos nuevo de este tipo de cáncer y 1.674 muertes relacionadas a la patología. Cabe destacar que en nuestro país cada día mueren 3 mujeres por esta enfermedad y cada 3 horas se diagnostica a una mujer con cáncer de mama.
Cabe destacar que en nuestro país, 3 de cada 10 diagnósticos de cáncer de mama corresponden a mujeres menores de 40 años, lo que implica que un 30% de la enfermedad debe ser diagnosticada por otros métodos, como es el autoexamen.


Si bien este tipo de cáncer es el más común y también la principal causa de mortalidad entre las mujeres, cuando es detectado a tiempo, el pronóstico de cura es muy alto, de hecho es mayor al 90%.


Fue así que el 2020 Josefa Cortés, una joven emprendedora, considerada dentro de los “100 Jóvenes Líderes” del país creó Palpa como parte de su proyecto de título universitario de diseño. Palpa es un innovador dispositivo; es una esponja de ducha hecha de un plástico símil a la silicona que permite que las mujeres se realicen un autoexamen en la ducha, que busca crear conciencia respecto al autocuidado para todas las mujeres.
Antes de realizar su proyecto de título Josefa supo que una persona muy querida suya tenía cáncer de mama, por lo que en el momento en que comenzó a trabajar en la idea para el proyecto, la fundadora de Palpa comenzó a interesarse e investigar más respecto al cáncer de mama y lo que más le llamó la atención era la poca cultura de autocuidado que existía respecto a este tema y también lo lejano que era para ella y sus amigas todo este tema del autoexamen. Fue a raíz de todo esto que se decidió por diseñar algo que acercara y concientizara a las mujeres más jóvenes y también adultas respecto al cáncer de mama.


¿Qué te dijeron tus compañeros y profesores respecto a esta idea?


Les encantó la idea. De hecho, mi familia y amigas aman Palpa, sobre todo porque se les ha hecho más cercano y fácil el tema del autocuidado. Me mandan noticias respecto al tema y se sienten muy involucradas con todo esto, lo que es clave para generar más conciencia sobre esto, ya que hasta que no tienes a alguien cercano que le haya pasado, no te preocupas tanto al respecto. Entonces la idea de Palpa es llamar a todas esas mujeres a que se comiencen a chequear, ya que a cualquiera le puede pasar.

¿Cómo lograste materializar tu idea?

Fue todo un proceso de diseño y de ir pensando cómo hacerlo. Les pregunté a muchas mujeres y casi todas me decían que donde más se realizarían el autoexamen era en el baño, porque estaban solas, en un espacio íntimo, entonces que era más fácil acordarse. Fue ahí que pensé en la ducha, y de ahí vino la idea de la esponja que se llena de jabón líquido y simula la densidad de una mama real para luego palparse.

Para realizar el proyecto, además de médicos y especialistas del tema, entrevistaste a varias mujeres con cáncer de mama, ¿cómo fue todo este tema?

Me llamó la atención una mujer que había tenido cáncer de mama hace algunos años a quien le pregunté si ella le enseñaba el autoexamen a su hija y me comentó que para ella y su familia fue tan traumático todo el proceso que el tema era tabú en su casa. Esto es bien impactante, ya que sus hijas tienen más posibilidades de tener cáncer de mama pero al ser un tema tan poco hablado, las personas prefieren evitarlo. 

¿Cuál es el fin que persigue Palpa?

Nuestra misión y visión va mucha más allá del producto en sí. Palpa es una manera de hacer tangible nuestra idea, pero lo que queremos cambiar es la cultura que existe en torno al cáncer de mama y otras enfermedades tabú de las mujeres, que muchas veces no tomamos en consideración, por ejemplo, el cáncer pélvico uterino por no realizarse el PAP cuando es debido o enfermedades de transmisión sexual, entre otros.

Como el cáncer de mama es una enfermedad tan letal en Chile y el mundo, es que partimos con Palpa. Lo que queremos es cambiar esa cultura de que esta enfermedad solo les pasa a las mujeres mayores de 40 años y con antecedentes, ya que esto no es así.

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, mes en el que se toma mayor relevancia en el mundo respecto a estos temas, ¿tienen alguna iniciativa para este mes?

Durante este mes realizaremos la campaña “Nos toca a nosotras”, con la cual, a través de diferentes acciones queremos generar conciencia respecto al autocuidado. De hecho, hicimos una alianza con un emprendimiento de mujeres que se llama Parsome, con quienes diseñamos 4 tipos de poleras que tienen que ver con el cáncer de mama, las ventas de todas estas irán directamente a la donación de dispositivos en zonas rurales.

¿Qué otros planes tienen para el futuro cercano de Palpa?

Actualmente estamos trabajando con varias empresas de innovación y de crecimiento, lo que es muy positivo. Además queremos expandirnos con Palpa a otros países, de hecho en nuestros planes está llevar Palpa a México en octubre.

Asimismo, estamos desarrollando un conjunto digital que pueda ayudar a que las mujeres aprendan de estos temas donde puedan ver lugares a los cuales acudir para realizarse exámenes, donde conseguir productos relacionados a la mujer, entre otros.

Por otro lado, queremos comenzar a tener conversaciones con distintos ministerios como el de la Mujer, Salud, Educación y otros para que se comience a expandir más el uso del dispositivo para el autocuidado. Por ejemplo, se podrían entregar dispositivos en los distintos Cesfam o bien enseñarles a las niñas en los colegios, lo que sería muy positivo, ya que educar desde más temprana edad hace que se genere más conciencia respecto a la importancia del autocuidado.

Lo que más nos interesa es que este tema llegue a todas las mujeres, sobre todo a mujeres que viven en zonas rurales donde no se realizan tantos exámenes de mamografías. De hecho, el año pasado algunas empresas donaron dispositivos y nosotras desde Palpa decidimos donde llevarlos, en esa ocasión los llevamos a Chaitén, donde el mamógrafo va solo 1 vez al año y todas las mujeres de la zona tienen que hacerse el examen, por lo que era una zona donde había que aportar.

Continuaremos trabajando en esta línea para llegar a mujeres de todo el mundo y seguir concientizando respecto a este tema tan importante.

SEGUIR LEYENDO