Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 19 de agosto de 2021

Sabores Play: Especial Pinot Noir

El 18 de agosto se celebró el día mundial del Pinot Noir, una de las cepas tintas más populares del mundo, siendo documentada por primera vez en el año 1345. La historia del Pinor Noir remonta originalmente de la antigua Región de Borgoña, ubicada en Francia, famosa por ser una de las zonas vitivinícolas más reconocidas, además de contar con uvas muy antiguas. Sin embargo, durante la época romana existían conocimientos sobre este tipo de uva para el vino, y los monjes cistercienses de la Iglesia Católica tomaron en cuenta la calidad de esta cepa, siendo la más fina de Borgoña.

En la actualidad es una de las cepas chilenas más premiadas y también, más consumidas por las mujeres. Destaca por su poca intervención en su producción, pero siempre cuidando cada proceso. Una variedad que se desarrolla mucho mejor en climas fríos del hemisferio norte, aunque gracias al equilibrio entre costa y altura en Chile, entregan un vino armonioso y de gran calidad. Por su parte, el clima mediterrneo que se disfruta en Chile, aporta en su producción.

Son varias viñas que entregan un Pinot Noir destacable, una de ellas es Viñedos Veramonte, ubicado en el destacado Valle de Casablanca, viña orgánica que entrega un Pinot Noir de color rojo rubí, y combina los olores de cerezas, frutillas y frambuesas, generando un aroma delicado y dulce. Al degustar este tipo de cepa, cautiva el paladar de todos los amantes del vino, con una sensación fresca, suave, y dulce.

“La producción de Pinot Noir en el Valle de Casablanca es de poca intervención. La uva se cosecha a mano, se selecciona y luego se fermenta en cubas abiertas de diversos tamaños, sin levadura y con una fermentación nativa. Está en barrica francesa entre 8 a 12 meses, con un tratamiento gentil, muy orientado hacia el respeto por la fruta,hacia la expresión del terroir y a las características propias del lugar. No hay mayores intervenciones que esas, ya que siempre se busca respetar la tipicidad de la fruta, elegancia y suavidad para así tener un vino que representa fielmente el valle de casablanca y nuestros campos orgánicos”, asegura la enóloga de Viñedos Veramonte, Sofía Araya.

Por su parte, la variedad Pinot Noir tiene una amplia opción de maridajes. Los platos más recomendados es combinar con todo tipo de carnes, o pescados, y evitar los sabores picantes, amargos, o mezclar con vinagres, asegura el Sommelier Felipe Rojas.

Otro valle que disfruta de la tipicidad de esta variedad es el Valle de Curicó, donde destacan importantes viñas chilenas, destacando la reconocida cepa Pinot Noir. Una de ellas es la viña Requingua, reconocida por los premiados Vinos Toro de Piedra.

En este día, el enólogo de Viña Requingua, propone un menú completo para todos los gustos, con el objetivo de invitar a descorchar este vino y disfrutarlo con el mejor maridaje:

Para los veganos, disfrutar con una ensalada de quinoa aromatizada con especias orientales. Los taninos suaves del Pinot Noir Toro de Piedra se maridan naturalmente; Para los fanáticos del pescado, la mejor opción es un filete de salmón con mantequilla y eneldo al horno. Los aromas del Pinot noir Toro de Piedra se prolonga en el paladar; Para quienes disfrutan las carnes, maridar con un carpaccio de vacuno con parmesano y rúcula. El carácter afrutado del Pinot Noir Toro de Piedra realzará los sabores de este plato.

Si bien el Pinot Noir es producido en diversos lugares de Chile, está posicionado como una de las cepas más populares, tanto por su frescura y sabor, siempre recomendando consumirlo a 14°C, el punto exacto para disfrutar todo su potencial.

Para que puedas preparar una receta y maridaje a la perfección, te dejamos un arroz cremoso de champiñones, receta de la gran Connie Achurra.

Ingredientes:

- 2 Cebollines

- 1 trozo de pimenton

- 1 bandeja chica de champiñones y hongos shiitake

- 1 taza de arroz blanco de cualquier grano

- ½ raza de vino blanco (opcional)

- sal, ají de color, comino y pimienta

- ½ sobre de queso rallado o cualquier queso que te guste

Preparación:

Saltear las verduras en un chorrito de aceite, sal a gusto y cuando estén blandos, agregar arroz y especias.

A continuación agregar 1 taza de agua hirviendo y revolver hasta que se vuelva a hervir. Dejar 5 minutos y volver a agregar ½ taza de agua y ½ taza de vino blanco (o más agua), revolver bien y dejar a fuego bajo otros 5-7 minutos.

Si falta líquido o aún falta cocción, agregar un poco más, si no, cortar el fuego, agregar el queso, revolver y servir inmediatamente con la parte verde del cebollín picada encima.

Acompáñalo con un rico Pinot Noir.

SEGUIR LEYENDO