Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 22 de septiembre de 2021

El vestido desnudo está de vuelta (O nunca se fue)

Después de tantos meses de encierro y restricciones sociales, finalmente hemos entrado en un período de relativa normalidad que ha traído de vuelta a las alfombras rojas.

En este mes de premios y galas, hemos podido ver emerger una tendencia clara, que hace tiempo que no veíamos y que sin duda hace un guiño a esta idea de libertad y celebración: El “naked dress”.

La tendencia del vestido desnudo está de vuelta y está más desnudo que nunca. Si bien este look nunca parece desvanecerse, definitivamente está teniendo un gran impacto este 2021.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Play FM (@play_fm)

El vestido desnudo tiene una larga historia, por supuesto. Aquellos que son grandes admiradores de Cher, recordarán la dedicación de la estrella a las creaciones del diseñador Bob Mackie, quien regularmente diseñaba atrevidos looks transparentes para la cantante. Antes de eso, estuvo el célebre vestido transparente de Marilyn Monroe que usó en 1962 para cantarle el feliz cumpleaños al presidente John F. Kennedy.

En los últimos años, hemos visto cómo esta tendencia se ha vuelto llena de glamour. El look CFDA 2014 de Rihanna y el vestido Met Gala 2015 de Beyoncé de Givenchy llegaron a los titulares por estar bastante desnudos. En 2019, la creación de Mugler de aspecto mojado de Kim Kardashian definitivamente marcó la tendencia del vestido desnudo gracias a su estética y color.

Durante las últimas semanas, hemos visto montones de vestidos desnudos en la alfombra roja, lo que demuestra que esta tendencia ha vuelto oficialmente.

Primero, Zendaya usó un vestido de cuero de Balmain en el Festival de Cine de Venecia, seguida por Megan Fox quien usó un vestido Mugler para los VMA. Luego, pudimos ver una variedad de vestidos casi imperceptibles en la Met Gala: Donde lideraron el de diamantes de Givenchy de Kendall Jenner y el de malla Saint Laurent de Zoe Kravitz.

SEGUIR LEYENDO