Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 14 de enero de 2022

Del pop libreteado a ícono de la música alternativa: Harry Styles va en camino a Coachella

El artista británico de 27 años, que consiguió el grueso de su popularidad con la boy band One Direction, será uno de los cuatro cabezas de cartel del icónico festival.

Por Bastián García Santander

Dicen que Harry Styles no era la primera opción para encabezar la versión 2022 de Coachella. Antes de que el coronavirus suspendiera las ediciones 2020 y 2021 del festival musical, Rage Against the Machine, Travis Scott y Frank Ocean fueron ungidos como headliners de una de las plazas de mayor renombre de la música pop alternativa.

Los tres nombres corrieron distinta suerte durante estos años: la banda de Tom Morello y Zack de la Rocha simplemente se bajó; el rapero y novio de Kylie Jenner fue sacado a la fuerza tras la tragedia de los muertos en su evento propio Astroworld; y el último prometió a través de la organización volver a subirse al escenario ubicado en Indio, California, en 2023.

Entonces, para los fines de semanas del 15 al 17 y del 22 al 24 de abril, Coachella fichó a Swedish House Mafia, fichó a Kanye West -o Ye, luego de su cambio de nombre- y fichó a Billie Eilish. Kendrick Lamar no quiso. Tyler, The Creator tampoco. Y allí entró el artista británico de 27 años.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Coachella (@coachella)

Pese a lo pedregoso de ese camino, ver al hombre de "Watermelon sugar" en lo más alto del cartel de artistas es nada menos que un triunfo. Sobre todo, por la génesis de su carrera musical.

Entró como solista a la versión británica de "Factor X" y, gracias a la sapiencia de Simon Cowell, terminó conformando un quinteto llamado One Direction. La boy band se comió al mundo -Chile incluido- en poco tiempo. Pero como ocurrió con Backstreet Boys y N*SYNC hace dos décadas, todo proyecto de origen similar tiene fecha de caducidad. Más tempranera que tardía. Una suerte de maldición de la que solo el rock y el pop en formato banda está algo más exorcizado.

Y lo peor queda para después, porque de los diez cantantes que conformaron ambos grupos solo Justin Timberlake pudo brillar en solitario y multiplicar los fanáticos que fue acumulando, primero, con sus cuatro compañeros al lado.

Incluso, cruzar la frontera del pop más maqueteado -ese que genera amor y odio en partes iguales- hacia un territorio con mayor y mejor autoría, lograr nuevamente el éxito y ser respetado, se torna prácticamente una misión imposible.

Harry Styles sí pudo. Desde el lanzamiento en 2017 de "Sign of the times", su primer single con nombre propio, que hizo la diferencia. Aquella canción lo acercó a nombres -desde la inspiración, al menos- como David Bowie o Robbie Williams, dos titanes del pop británico en sus distintas épocas. Además, su álbum debut de título homónimo le abrió las puertas de medios como Pitchfork, que lo reconfiguró como un artista con potencial de estrellato rockero, respetuoso de las leyendas y un amplio registro sonoro.

En paralelo, ya consagrado en su juventud, la voz de "Golden" se mostró despreocupado de cualquier rumor sobre su sexualidad, afín a la comunidad LGBTQ+ y marcando ciertos hitos como aparecer con falda o vestidos en portadas de revista. Marketing al servicio de las disidencias, que también lo ensalzan como ícono y él mismo, a su vez, como un músico moderno, comprometido con diversas causas.

"Fine line" (2019), su segundo larga duración, alcanzó el puesto número 1 del ranking Billboard y Rolling Stone lo puso en el puesto 491 de los 500 mejores discos de todos los tiempos.

Con el público en el bolsillo, mezcla de talento y fervor popular que lo llevó a debutar en el Universo Cinemático de Marvel con la película "Eternos" (2021), su principal desafío será demostrar que puede montar un espectáculo a la altura de un cabeza de cartel de Coachella. Tiene las canciones, las hemos repasado en estas líneas, pero también referencias como los shows inolvidables de Beyoncé o el propio Kendrick Lamar.

Harry Styles va en camino. Y en buen camino.

SEGUIR LEYENDO